Así quedarían las fases dos y tres de Transmilenio Soacha

Martes 28 de julio de 2015




La gobernación de Cundinamarca y el consorcio TransmiSoacha realizaron el segundo comité de participación ciudadana y reunión de finalización de contrato, referente a la actualización y formulación de los estudios y diseños de las fases II y III de Transmilenio en Soacha.

Con la asamblea se buscó informar a la comunidad los términos y conclusiones del contrato 099-2013 referente a la intervención del consorcio sobre la autopista sur.

Según representantes del consorcio TransmiSoacha y funcionarios de la gobernación de Cundinamarca, los estudios y diseños realizados están enfocados a un desarrollo municipal de 20 años, pues argumentaron que están pensados para suplir todas las necesidades sociales y de transporte que demandará Soacha y los municipios circunvecinos para la fecha pensada.

Durante el desarrollo de una reunión realizada en el salón comunal del barrio San Bernardino y convocada por la gobernación de Cundinamarca y el consorcio TransmiSoacha, se expusieron los planos y diseños de las fases II y III de Transmilenio. En la exposición se insistió en el interés de mantener la continuidad del paso de vehículos por toda la Autopista sur sin dividir el municipio, permitiendo la conexión entre el oriente y el occidente de la ciudad.

Las fases II y III del sistema de transporte masivo empezarán en el cruce de la calle 22, donde se integrará al puente ya existente una estación de 250m de largo por 8m de ancho distribuida en tres vagones. La siguiente estación, ubicada en 3M, será sencilla y contará con dos puentes, al igual que la estación Ducales; luego se construirá la estación Compartir, frente a Maiporé. Finalmente se concluirá con el patio portal más grande que Transmilenio haya construido hasta el momento, el cual albergará aproximadamente 500 buses de la flota, pensado en cubrir la demanda de Soacha y municipios aledaños como Sibaté.

Para lograr mantener la continuidad en la autopista sur, se pretenden hacer túneles vehiculares ubicados en el cruce de la 22, 3M, Ducales y Compartir. Las estructuras que se llevarán a cabo para conectar al municipio también incluirán salidas a la Autopista sur para que los vehículos que salen de los barrios se integren a la vía nacional de forma rápida y sencilla, y así puedan dirigirse a Bogotá o bien salir hacia Girardot.

Uno de los compromisos necesarios para la aprobación del proyecto fue priorizar el componente social, por este motivo el consorcio Transmisoacha reedificará gran parte de la fachada de la autopista sur desde donde empezarán las obras; dentro de lo planeado está considerado adaptar andenes de 8 metros de ancho, con cicloruta a ambos lados de la vía y varios túneles y puentes ubicados estratégicamente a lo largo de la vía para conectar el municipio. Cabe resaltar que el ingreso a la estación de 3M se dará por medio de un túnel que también permitirá el paso al otro lado de la autopista.

Teniendo en cuenta la necesidad de espacios verdes, también fue prioritario pensar en zonas que permitan respirar y mantener el aire de la ciudad lo más descontaminado posible, entre estas se planeó construir un parque lineal a un costado de la autopista, junto a otros proyectos verdes que serán edificados sobre los sectores que TransmiSoacha pretende intervenir. Entre el compromiso ambiental por parte de consorcio también se tuvo en cuenta la intervención del río Soacha para evitar que el afluente inunde las obras que se realizarán a la altura de la carrera 10 o las torres de Colmena.

Cabe resaltar que para lograr la adaptación del municipio a una obra de tal magnitud, fue necesaria la compra de varios predios que están ubicados sobre los espacios de las obras, al tiempo que se realizará la afectación de otros, por esta razón TransmiSoacha realizará una reunión dirigida específicamente a las personas involucradas en la afectación de predios con el fin de informar y resolver inquietudes.

Durante la reunión hecha por la entidad, las preguntas de los asistentes no se hicieron esperar. Alirio Moyano, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Ubaté primer sector, dijo:

“Ya sabemos que la presidencia de la república tiene autorizada la construcción del viaducto Bogotá-Soacha y durante la exposición no se mencionó por ningún lado. Entonces la pregunta es: ¿Cómo afectará todo esto?, porque si vamos a construir y a hacer un montón de cosas para que después toque demoler la obra de Transmilenio y darle paso a la construcción del viaducto, tocaría observar y revisar bien en dónde se está fallando”, argumentó el líder.

Por su parte los representantes del consorcio TransmiSoacha y la gobernación de Cundinamarca explicaron que el viaducto es una iniciativa público-privada que fue presentada a la ANI y reiteraron que ni la gobernación ni la alcaldía tienen incidencia en el proyecto. Sin embargo la gobernación envió comunicaciones a todas las entidades correspondientes sobre el proyecto gestionado por TransmiSoacha y hasta el momento está en proceso de factibilidad.

Juan Carlos Arias, comerciante del sector, manifestó su preocupación por la afectación a los comerciantes: “Me gustaría saber cómo nos veremos afectados los comerciantes de la zona, pues teniendo en cuenta todo lo que planean, al parecer no se tuvo en consideración el comercio de la zona y sería bueno especificar qué pasará con nosotros posteriormente”, preguntó el habitante.

Según la presentación expuesta por el consorcio, teniendo en cuenta la imagen que se espera dar a los sectores intervenidos, esta debería funcionar como atrayente y llamativa, beneficiando la actividad comercial del sector y brindando mejores condiciones de seguridad, transporte y movilidad.

Para la comunidad resulta primordial saber cuáles serán los costos de las obras y que tan reflejados se verán en los impuestos:

“Hay que tener en cuenta que parte del capital para la ejecución del contrato lo ponemos los soachunos, entonces ¿qué tanto aumentará el predial?, ¿se tienen previstos contratiempos?, puesto que no queremos que pase lo que sucedió hace años en la intervención que se hizo en la autopista donde se encontraron con que tocaba rediseñar las redes de alcantarillado y automáticamente se suspendieron las obras y se incrementó instantáneamente el costo del proyecto”, preguntó un asistente a la asamblea.

Como respuesta a la pregunta expuesta, representantes del consorcio y funcionarios de la gobernación de Cundinamarca reiteraron que el 70% por ciento del costo del proyecto lo asumirá la nación, un 20% por ciento el municipio y un 10% por ciento el departamento de Cundinamarca.

Para finalizar, la pregunta más frecuente entre los asistentes se refirió al tiempo de construcción de la totalidad del proyecto, incluyendo todas las modificaciones a la autopista, la construcción del patio portal y de las zonas de integración y conexión del municipio. En la reunión los ingenieros a cargo de las obras especificaron que el tiempo planeado, el cual incluye las gestiones para la radicación de la licitación y la ejecución de las obras sería de 21 meses.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.