Basuras y heces de mascotas siguen inundando zonas verdes de Soacha

Miércoles 1ro de marzo de 2017




La falta de cultura ciudadana y la ausencia de compromiso de muchos habitantes no tienen límite en Soacha. De nada sirven leyes y normas cuando los dueños de mascotas siguen sacando sus animales a zonas verdes y parques a hacer sus necesidades fisiológicas sin llevar la bolsa respectiva, tal y como lo contempla el nuevo Código de Policía.

JPEG - 56 KB
basura-en-soacha

Para comprobar esta triste realidad, basta con caminar por cualquier calle de la ciudad. De repente puede salir una persona con su mascota y al observarla simplemente permite que el animal haga sus necesidades y continúa su camino sin inmutarse.

Algo similar sucede con la basura. En Compartir, San Mateo, Ubaté, León XIII o en el centro de la ciudad, muchos ciudadanos sacan las bolsas después de que el carro recolector ha pasado. “No entiendo qué pasa si la empresa de aseo estipula días y horas de recolección, además el vehículo hace un ruido impresionante para avisar. Pienso que es cuestión de cultura y compromiso”, argumenta Pedro Salazar, residente en el barrio León XIII.

Ligado a la falta de cultura en el manejo de las bolsas de basura, está la tenencia de mascotas. Cualquier andén, separador, zona verde o parque se convierte en el lugar ideal para que el animal haga sus necesidades fisiológicas sin que su dueño se preocupe por recoger.

“Aquí se volvió costumbre y los dueños de perritos hacen lo que quieren porque uno les dice algo y le responden con dos piedras en la ma no. La semana pasada la señora que vive en la esquina sacó su mascota y ella misma permitió que hiciera en el pasto donde los niños se sientan; se le intentó decir y nos dijo que eso no nos importa”, añadió Ana Cecilia Cifuentes, residente en Compartir.

El nuevo Código de Policía contempla sanciones económicas y pedagógicas a quienes saquen sus mascotas y no recojan las heces, al igual que a las personas que saquen basura en los horarios no adecuados. Sin embargo en estos casos la norma se queda en el papel porque los agentes de policía están pendientes de lo que sucede en puentes peatonales y tabernas, pero no vigilan el interior de los barrios.

“Desafortunadamente no se le puede poner un policía a cada persona, pienso que es cuestión de compromiso y de entender que jamás podemos trasladarle nuestros problemas a los demás. Nos falta tanto en este tema y considero que hay es que educar a las nuevas generaciones a ver si vemos una Colombia diferente en unos 15 años, porque los viejos ya no aprendimos”, finalizó Esperanza Mancipe, líder de la comuna cuatro.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.