Cambian los menús de los colegios oficiales de Bogotá

Jueves 21 de junio de 2018




El cambio se hace con el objetivo de llevar alimentos más nutritivos a los niños en etapa escolar.

Están en vacaciones 780.000 niños y adolescentes de los colegios distritales y muchos padres de familia se preguntan, entre otros temas, cómo seguir con las pautas del programa de alimentación escolar, un modelo que implementó la actual administración y que busca mejorar no solo la contratación y distribución de los alimentos, sino la nutrición de los estudiantes.

En la actualidad, en la ciudad hay 140 comedores escolares donde se sirven desayunos y almuerzos para más de 173.000 alumnos. Sin embargo, en encuestas oficiales realizadas en 112 sedes educativas –donde el 95 por ciento de los consultados señalaron que la comida era aceptable– lo que también encontraron es que a la hora de las ensaladas, los tubérculos y las carnes les parecían insípidas, de poco color y repetitivas.

Para acabar con los platos aburridos y desabridos, se hizo la evaluación y la revisión de los menús que estaban entregando, se hicieron talleres culinarios, también conversatorios con los padres de familia y comenzó un proceso de ajuste de los menús con expertos en gastronomía, entre ellos el popular chef Jorge Rausch.

El resultado fueron veinte recetas con nuevos ingredientes, sabores, olores y colores que, combinadas con las técnicas de cocción y salsas, esperan que sean más atractivas para el paladar de los estudiantes. Y que también sean parte de la cultura de las familias.

Este cambio ya se implementó en 35 colegios oficiales de 8 localidades y se espera que para el segundo semestre de este año, al menos 91 comedores escolares tengan este fortalecimiento gastronómico, precisó la Secretaria de Educación Distrital.

Las recetas se pueden consultar en la página de la Secretaría de Educación y son fáciles de preparar. Por ejemplo, una de las ensaladas más sencillas se elabora así: se pica espinaca en tiras y fresas en media luna y se mezclan en un recipiente. En otra vasija se mezcla crema de leche, miel y una pizca de sal. Luego se le pone esta mezcla a la ensalada y listo, se sirve.

Para la ensalada hawaiana, debe llevar repollo blanco finamente picado en tiras, piña y mango picados en cuadros y maní triturado y se mezcla en un recipiente. En otro va la crema de leche, la miel y una pizca de sal, y después de mezclar se le incorpora a la ensalada.

“Entre las acciones propuestas para el fortalecimiento del programa de alimentación escolar creamos un recetario con ingredientes que se pueden encontrar fácilmente, para ayudar a los padres, madres y acudientes a transformar la cocina habitual de sus hogares en una más sana y balanceada, para que la alimentación y los hábitos de vida saludable que estamos impulsando en nuestros colegios continúen fortaleciéndose en los hogares”, dijo María Victoria Angulo, secretaria de Educación.

En este sentido, lo que se busca –precisó la funcionaria– es que “las familias tengan opciones saludables, nutritivas y económicas que aporten al desarrollo físico y cognitivo de las niñas, niños y jóvenes de los colegios, incluso cuando no están en clases”.

Fuente: Eltiempo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.