Caos en la Avenida Las Torres por desorden e inseguridad

Jueves 2 de febrero de 2012




El paso por la Tr.13 entre Calles 11 y 8 en León XIII se ha convertido en una verdadera odisea para las personas que habitan en esta zona que marca el límite entre Soacha y la localidad de Bosa, pues la inseguridad, la invasión del espacio público y las ventas ambulantes de alimentos sin la más mínima norma de higiene, es la constante que se ve por este tramo.

Prensa_a_la_escuela_Soacha_10

Al caminar por la Av. Las Torres es fácil ver cómo los trabajadores de las chatarrerías ponen su mercancía en pleno separador vial, o a los empleados de los montallantas dejando el rastro de algún lubricante o cualquier otro producto cerca de las viviendas, así como también a los habitantes de la calle descansando en plena vía, sin olvidar a los vehículos que comercializan carnes sin cumplir ninguna norma de higiene.

Lo anterior no dejaría de ser un típico problema más de invasión del espacio público, de no ser por el agravante que entre cada una de las mencionadas actividades se camuflan varios delincuentes que se escudan en estas anomalías para hacer de las suyas en el sector y perjudicar a los vecinos que viven alrededor de la Av. Las Torres.

“Queremos hacer una alerta por el abandono en el que la autoridad del municipio de Soacha nos tiene, el hecho de ser una cuadra que colinda con Bogotá marca una gran diferencia, porque acá se evidencia el descuido en el que estamos, viendo cómo nuestro entorno se convirtió en un nido de ladrones, desaseo, deterioro locativo y mal estado de las vías. Esto ha dado para que los delincuentes anden paseando por acá, camuflados entre la venta de artículos de segunda que son de dudosa procedencia. Toda la cuadra está totalmente invadida, y el espacio público se encuentra lleno de desechos, e incluso alimentos que son comercializados sin ningún control de higiene. Cualquier persona habilita un lugar para vender estos productos y así la delincuencia aprovecha para esconderse entre quienes venden eso”, explicó uno de los vecinos de la Av. Las Torres.

“En la Tr. 13, donde colindan Bosa y Soacha, tenemos un problema supremamente grave de invasión al espacio público, desorden de tránsito y transporte, y caos en las ventas ambulantes. No existe autoridad, pues a pesar de que estas pasan por aquí con cierta frecuencia, no son capaces de tomar acciones para controlar esas irregularidades. Es urgente que la Administración Municipal nos solucione este grave problema, porque así es muy fácil saber dónde termina Soacha y comienza Bosa, dado que desafortunadamente Soacha es la parte donde se ve ese desorden y ese caos ambulante, mientras que Bosa se caracteriza por su organización y la efectividad de sus autoridades”, agregó una habitante de León XIII.

“Esa calle se asemeja a un mercado persa, la verdad hay que pensarlo más de dos veces para pasar por ahí, puesto que hacerlo es un verdadero riesgo que no cualquiera se atreve a correr. Lo más complicado es que como en Bosa sí se regula esto, entonces todas esas personas se están viniendo de allá para la parte de Soacha, mientras las autoridades ignoran qué es lo que está pasando y nuestro sector se sigue sumiendo en el caos”, manifestó uno de los transeúntes de la Av. Las Torres.

En vista de la complejidad de la situación de esta calle de León XIII, los vecinos del barrio hacen con urgencia un llamado de atención a las autoridades del municipio, para que estas acudan al lugar y tomen las medidas pertinentes que permitan acabar con el caos y la anarquía que allí se presenta.

Por solicitud de las fuentes, Periodismo Público.com hace reserva de sus nombres.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.