Cazucable, otro proyecto que se quedó en el recuerdo de los soachunos

Jueves 12 de abril de 2018




Al igual que el Metro y el Regiotram o Tren de cercanías, el Cazucable es otro proyecto que se quedó en el tintero, a pesar de las promesas del mismo presidente Juan Manuel Santos. Estos días, cuando en Ciudad Bolívar se pusieron a funcionar las cabinas del Transmicable, los soachunos recuerdan con melancolía uno de los proyectos más ambiciosos de la comuna cuatro.

JPEG - 50.9 KB
Transmicable-Bogotá

La novela del Cazucable comenzó a mediados de 2009 cuando se contrataron los estudios de prefactibilidad con la Empresa de transporte masivo del Valle de Aburrá, como primer paso para construir un sistema de cable que conectara a Altos de Cazucá con el sistema Transmilenio.

En octubre de 2009, la Empresa de transporte masivo del Valle de Aburrá entregó al alcalde de ese entonces, José Ernesto Martínez, el estudio de prefactibilidad técnica e impacto social del proyecto, y rindió informe público.

El 28 de julio de 2010, la comisión primera del concejo de Soacha devolvió el proyecto de acuerdo No. 17, el cual buscaba autorizar al alcalde Martínez para realizar ajustes presupuestales y adquirir compromisos con cargo a vigencias futuras excepcionales en materia de transporte.

El jueves 01 de noviembre de 2012 se revivió el proyecto en el mandato del entonces alcalde Juan Carlos Nemocón. Ese día se reconoció que gracias a los estudios de prefactibilidad realizados en 2009, el proyecto continuaba su curso.

El 15 de diciembre de 2012, en el Acuerdo para la Prosperidad No. 92, realizado en el polideportivo Bosques de la Esperanza del sector de Altos de Cazuca en Soacha, el presidente Juan Manuel Santos y la entonces ministra de transporte Cecilia Álvarez-Correa, aseguraron que el ‘Cazucable’ se entregaría en el segundo semestre de 2014.

Ese día se dijo que el proyecto costaría 130 mil millones de pesos, de los cuales la nación giraría 91 mil millones y el resto era responsabilidad del departamento y el municipio de Soacha. La Ministra de Transporte anunció que, una vez construido el proyecto, alrededor de 90 mil habitantes de Soacha se beneficiarían del cable aéreo, el cual tendría una extensión de 2.8 kilómetros, cuatro estaciones, 124 cabinas con capacidad de 10 pasajeros cada una, y cubriría cerca de 25 barrios de esta zona vulnerable del municipio.

El mismo 15 de diciembre, la Alcaldía de Soacha y el Metro de Medellín firmaron el convenio de actualización de los estudios técnicos y financieros de la obra, los cuales se entregarían a finales del mes de mayo de 2012.

El 29 de enero de 2013, en la Alcaldía de Medellín, el Ministerio de Transporte, Invías, el Metro de Medellín y la Alcaldía de Soacha, firmaron el contrato de asesoría con el fin de realizar los estudios técnicos y diseños a nivel de factibilidad para el sistema de transporte público de pasajeros ‘Cazucable’ del municipio de Soacha.

El 19 de febrero de 2013, en rueda de prensa liderada por el entonces presidente del concejo, Giovanni Ramírez, se anunció que la Gobernación de Cundinamarca aportaría cerca de 15 mil millones de pesos para la construcción del Cazucable.

El 10 de mayo de 2013, el alcalde del momento Juan Carlos Nemocón, confirmó que en el mes de septiembre se adjudicaría la construcción de las cuatro estaciones que harían parte del proyecto de transporte aéreo.

El 26 de septiembre de 2013, en una reunión sostenida entre el viceministro de Transporte Jaime Alberto López, el gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, el alcalde de Soacha, Juan Carlos Nemocón y el secretario de Integración Regional, Fredy William Sánchez, se anunció que las obras del Cable para Soacha tendrían una inversión cercana a los 200 mil millones de pesos, los cuales serían cofinanciados a través de vigencias futuras excepcionales por los gobiernos nacional, departamental y municipal.

El 25 de marzo de 2014, el presidente Santos anunció de nuevo la construcción del Cazucable como una de las medidas de choque en materia de movilidad, un proyecto que según el mismo mandatario nacional se pondría en marcha en el segundo semestre de 2014.

A partir de ese entonces el silencio comenzó a reinar, han pasado cuatro años y a Santos se le olvidó el ambicioso proyecto que traería desarrollo y transformación a la comuna cuatro de Soacha.

Hoy, el tema revive, a propósito de las pruebas hechas a Transmicable en Ciudad Bolívar, un sistema que ya puso a volar sus cabinas y que en el segundo semestre de este año comenzará a operar.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.