Diez meses después de tumbar colegio en Soacha, alcaldía no ha puesto un ladrillo de la nueva edificación

Miércoles 31 de mayo de 2017




En agosto de 2016 y con la promesa de construir un megacolegio en la vereda El Charquito, la alcaldía de Soacha no explica por qué no comienza la nueva construcción. 350 estudiantes están hacinados en una sede que fue declarada en alto riesgo, además de soportar goteras e inundaciones.

La denuncia la hizo el edil del Corregimiento dos, Wilson Quiroga, y Juanita Rojas, personera del Colegio Eugenio Díaz Castro, quienes sostuvieron que hay negligencia de la administración municipal frente a la construcción que se prometió el año pasado.

“El colegio fue derribado a mediados de agosto del año pasado porque la administración se comprometió a hacer un megacolegio nuevo; lo tumbaron y hasta el momento no han hecho nada por falta de licencias y permisos “, dijo el edil.

El problema es que tumbaron el colegio y aún no se había resuelto el tema de las licencias ambientales. Además los estudiantes fueron trasladados a la antigua sede, la misma que había sido declarada en alto riesgo.

“Ahorita estamos en la sede antigua del Charquito, pero la verdad estamos hacinados. Somos 350 estudiantes en jornada única, tenemos goteras, paredes en madera, se nos inundan los salones y no se cumplen los parámetros de jornada única”, añadió Juanita Rojas.

La estudiante denunció además que la alimentación fue suspendida una semana antes de comenzar el paro de docentes y aseguró que lo poco que se mantiene son las rutas escolares.

Por su parte el edil mostró su inconformidad porque la decisión de tumbar el colegio no fue socializada con la comunidad ni con los líderes.

Escuche la entrevista realizada en Periodismo Público radio a la personera estudiantil y al edil del corregimiento dos:

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.