Christian Huérfano, el jugador de Millonarios que vive en Soacha

Domingo 1ro de octubre de 2017




Este joven de 21 años que debutó con el equipo profesional de Millonarios el pasado 12 de agosto frente a la Equidad, se perfila como una de las grandes promesas del fútbol colombiano. Aunque nació en el sur de la capital, ahora vive en el sector de Terreros de Soacha y diariamente viaja en Transmilenio hasta la sede del club, ubicada en las afuera del norte bogotano.

Sus inicios fueron en una escuela de fútbol del barrio La Estancia, al sur de Bogotá, donde él se crió. Luego de pasar por las inferiores de Santa Fe, la selección Bogotá y una escuela del barrio El Tunal, se fue para las divisiones menores del Boca Juniors y Racing de Argentina durante 2 años. Sin embargo a comienzos del año 2016 regresa a Colombia e ingresa al equipo embajador.

Pero su talento viene del microfútbol, que jugó desde que era un niño tanto en su colegio, como en las más concurridas canchas del sur de la capital.

Luego su talento lo puso al servicio de la pequeña escuela ’Fútbol Clase’, que funciona en el sector del barrio ’El Tunal’ y allí encontró al profesor Giovanni Falla, quien se convirtió en su mentor.

Con Falla como guía, Christian viajó a Argentina en dos oportunidades estuvo a prueba en Racing cuando tenía solo 15 años y, además en 2015 tuvo la oportunidad de jugar en Boca Juniors, de Mar del Plata.

Después de regresar de territorio argentino a Bogotá sin cumplir plenamente sus objetivos, el futbolista meditó mucho en retirarse y dedicarse a otro tema diferente al fútbol.

"Antes de llegar a Millonarios pensé en no jugar más, pero mi familia y los ’profes’ Giovanni (Falla) y Vicente Rebellón me insistieron que intentara en el club. Les hice caso, me aceptaron y todo va mejorando", dijo Huérfano.

Para él los sacrificios no importaron. Todo por cumplir sus sueños. Y es que desde el año pasado, cuando llegó a trabajar bajo la orientación de Cerveleón Cuesta, y hasta la fecha; al media punta le tocó madrugar más de la cuenta para irse desde Soacha hasta la autopista Norte, kilómetro 14 vía La Inmaculada, para cumplir con sus entrenamientos.

"Al muchacho le toca recorrer la ciudad todos los santos días de polo a polo, se va y se viene en TransMilenio. Son dos horas de ida y dos de vuelta a su casa. Muchos de sus compañeros en Millonarios viven en el norte, cerca de la cancha. Pero eso no importa", detalló uno de sus allegados.

Además del buen ’Cerve’, Huérfano también jugó con los ’embajadores’, con Nelson ’el Rolo’ Flórez como técnico, en el Hexagonal del Olaya dejando una grata impresión.
Quizá allí, en el tradicional torneo, fue en donde terminó de convencer y el profesor Miguel Ángel Russo lo tuvo en cuenta para el plantel profesional.

"Al profesor Russo le gusta el jugador joven y no soy solamente yo, detrás vienen otros compañeros con condiciones", afirmó Huérfano.

Hoy no importa que tenga que pasar la capital desde Soacha, ni los kilómetros que deba recorrer en el día a día, porque Christian Huérfano sabe que para llegar a logros superiores deberá seguir luchando dentro y fuera de la cancha.

Tomado de: https://gol.caracoltv.com
Fotos: Colprensa y futbolete.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.