Cómo contaminar menos al manejar

Domingo 4 de junio de 2017




Si es de los que se siente un piloto de Fórmula 1 y aprieta a fondo el acelerador en el semáforo antes de arrancar, es de esas personas que contribuye a contaminar el medio ambiente.

Existen costumbres al volante que se pueden evitar y controlar para que las emisiones de dióxido de carbono se reduzcan y aportar desde la conducción a la calidad de aire que respiramos a diario.

Le recordamos algunas de esas malas formas de conducir que debe ignorar y unas buenas costumbres que puede empezar a implementar.

1. Mayor consumo al acelerar

Entre más se pisa el acelerador, mayor es el combustible que gasta y más emisiones se producen. No lo pise a fondo. El carro, si está en buenas condiciones mecánicas, igual va a responder si lo hace despacio y de a poco. Incluso en ciudades donde se está a mayor altura, como Bogotá. Allí se necesita más aceleración para que el vehículo venza la inercia cuando está detenido completamente y se mueva.

2. Maneje a un buen rango de revoluciones

Según el ingeniero mecánico Ricardo Aldana, lo mejor es tratar de conducir el automóvil en un rango que oscile entre las 2.000 y 3.500 revoluciones máximo. Mantenga su carro a una velocidad constante y evitará emisiones innecesarias. “Si lo hace a más de ese rango, el motor necesitará más combutible y habrá mayor contaminación”, indica.

3. No esfuerce la transmisión de su vehículo

No haga cambios bruscos de revoluciones, exigiendo la transmisión. Eso hará que se lance humo de más al ambiente. Deje esta costumbre para los vehículos de rally.

4. Apague el motor en los tacos

No lo deje ronroneando en un embotellamiento. Si lo apaga, él dejará de gastar gasolina y en consecuencia no lanzará dióxido de carbono al aire. Hay vehículos que vienen con el sistema stop and go, con el que el motor se apaga automáticamente en momentos como un semáforo en rojo o cuando se detenga por otra razón. Un buen elemento.

5. Marche al mismo ritmo de los demás

Las calles no son circuitos de carreras, por ello, Aldana aconseja que cuando se vaya en el auto se lleve el mismo ritmo al que conduzca la caravana. “Si quiere imponer su propia velocidad, hará que los demás la aumenten y se convierta en una cadena donde todos contaminan”.

6. Mantener el carro en condiciones

Lo mejor es conducir el vehículo en condiciones óptimas de mantenimiento, pues cualquier problema eléctrico, saltos de corriente, daños en el aire acondicionado aumentará el consumo de combustible y de esa manera las emisiones contaminantes.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.