Comunidad de Ciudad Verde defiende el transporte informal de Soacha

Martes 20 de junio de 2017




Ante la incapacidad de las empresas de transporte formal de prestar el servicio a los residentes de Ciudad Verde, los ciudadanos que diariamente necesitan desplazarse desde y hacia la Autopista Sur, defendieron a los vehículos informales. Argumentan que son el único medio que los moviliza en la madrugada y en las noches.

A pesar de que la Secretaría de Movilidad de Soacha cataloga a los transportadores informales como una “mafia” y los señala de agredir a la policía, los ciudadanos defienden el servicio que prestan los cerca de 70 carros que mañana y noche están listos para movilizar a quien lo necesite.

“Yo me vengo todos los días desde Ciudad Verde a las 5:30 a.m. y en la noche regreso a las 9:00 p.m. y siempre lo hago en los carritos piratas. Si no fuera por ellos, la verdad creo que me tocaría a pie”, aseguró Carlos Salgado, residente en la urbanización Frailejón.

Los vehículos que prestan diariamente el servicio están organizados y tienen reglas como una empresa formal. Exigen el pago de una cuota a cada propietario y deben salir en orden para evitar contratiempos.

“Aunque nos tilden de mafia, somos un grupo de trabajo organizado que presta un servicio y la idea es colaborarle a la gente para que se pueda transportar”, aseguró uno de los voceros de los transportadores informales.

Frente al señalamiento de que estos transportadores exigen dinero a particulares para lucrarse, el vocero afirmó que se trata de una cuota que se utiliza para pagar colaboradores y ofrecer un mejor servicio. “Además contamos con seis puntos de vigilancia y cada persona tiene un radio de comunicación para que la organización no falle, porque no falta el que quiera saltarse las normas”, agregó.

Aunque la secretaría de movilidad de Soacha los tilde de ser una mafia y los señale de agredir a los taxistas, los propietarios de los carros informales son respaldados por los usuarios, ya que todos los días les prestan el servicio que no ha sido cubierto por las empresas formales.

“Estos carritos son una bendición, yo llego todos los días a las 10:00 p.m. y son la única solución para ir hasta Ciudad Verde, porque la verdad conseguir un colectivo a esa hora es imposible”, sostuvo Carolina Acevedo, residente en Amapola.

Cada conductor de estos vehículos se hace alrededor de 40 mil pesos diarios, dinero que es utilizado para sobrevivir y mantener el carro en buenas condiciones, ya que es uno de los requisitos para poder prestar el servicio.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.