Concretan cierre financiero para la planta de tratamiento Canoas

Lunes 2 de octubre de 2017




Aportes acordados entre la Corporación Regional de Cundinamarca, Alcaldía de Bogotá y Gobernación de Cundinamarca harán posible la obra.

El cierre financiero de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR Canoas se concretó gracias al acuerdo alcanzado por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, con la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca.

La CAR aportará 1,5 billones de pesos de los casi 4 billones necesarios para este proyecto que permitirá tratar las aguas residuales producidas por los habitantes del sur de Bogotá y del municipio de Soacha.

Las obras iniciarían en el 2019 y estarían listas para el 2023.

La PTAR Canoas y la PTAR El Salitre (actualmente en obras de ampliación y optimización adelantadas por la CAR) se encargarán de la mayor parte del saneamiento en la cuenca media del Río Bogotá, en donde se produce cerca del 80% de la contaminación vertida al afluente.

El director general de la CAR, Néstor Guillermo Franco, aseguró que con la operación de estas dos plantas se mejorará exponencialmente la calidad de vida de los habitantes de la cuenca baja, entre el Salto del Tequendama y Girardot, tramo donde son depositadas la totalidad de las descargas realizadas en la cuenca alta del Río.

En el resto de municipios de la cuenca media y los correspondientes a la cuenca baja y alta, desde Cota hasta Villapinzón, la CAR ha cofinanciado la construcción, ampliación y optimización de otras 39 plantas de tratamiento, además de obras complementarias como redes de alcantarillado y estaciones de bombeo.

La inversión realizada para satisfacer la demanda de saneamiento y de adecuación hidráulica del Río por parte de la Corporación desde el 2012 en adelante, alcanzará una cifra alrededor de 3.8 billones de pesos.

Todos estos proyectos alcanzarán su fase de terminación antes del año 2023 y juntos lograrán que, en promedio, 146 mil toneladas de contaminación orgánica y 118 mil toneladas de sólidos suspendidos, dejen de llegar al afluente cada año, avanzando definitivamente en la recuperación de la vida en nuestro Río.

Contar con un saneamiento adecuado brindará mejores condiciones para la fauna y flora nativa, además de favorecer la rehabilitación de los ecosistemas de rivera. Por su parte y junto a los procesos de reforestación que avanzan sobre la ronda, la descontaminación del Río Bogotá permitirá el regreso de especies insignes como el Pez Capitán y la ave acuática Tinga Moteada, amenazada en Colombia.

Puntos emblemáticos del afluente y su cuenca, como los humedales o el Salto del Tequendama y su bosque de niebla, recuperarán el protagonismo de otros tiempos como fiel testimonio de la historia del Río.

Fuente: Noticiasrcn.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.