Dobles calzadas en Colombia han crecido 1.026% en los últimos siete años

Domingo 29 de noviembre de 2009




Durante los últimos años se ha venido registrando en Colombia una actividad sin precedentes en lo que respecta a la construcción de obras que permitan conformar sistemas viales de dobles calzadas, con miras a consolidar una red de transporte articulada y eficiente, que con adecuados niveles de servicio y de capacidad, facilite la movilidad de pasajeros y la conexión de los centros de producción con los centros de consumo y con los corredores de comercio exterior, para de esta forma contribuir al logro de una mayor competitividad y productividad de las regiones.

Mientras que en 2002 solamente se contaba con 68 kilómetros, hoy el acumulado alcanza 765 kilómetros, lo que da como resultado un incremento superior a 1.000 por ciento, según balance del Ministerio de Transporte, que espera cerrar el año con aproximadamente 800 kilómetros, incluyendo 40 kilómetros que corresponden a tramos de acceso a algunas ciudades.

De acuerdo con el Director Nacional de Infraestructura del Ministerio de Transporte, Nelson Evelio López Gil, la idea con este tipo de obras es consolidar los corredores viales que soportan los mayores flujos de carga de comercio exterior y que, al mismo tiempo, conectan los principales centros de producción y consumo con los puertos marítimos.

“Lo anterior redunda en un mejoramiento de la capacidad de la infraestructura física, lo que constituye una de las estrategias para el fortalecimiento de la competitividad nacional”, añadió el funcionario del Ministerio de Transporte.

Todo el papel que cumple el sector de transporte y las acciones que se debe acoger para mejorar en este aspecto están contenidos en documentos como “Visión Colombia II Centenario – 2019. Generar una infraestructura adecuada para el desarrollo del sector transporte”, y el Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 “Estado Comunitario: desarrollo para todos”.

El primero resalta el rol fundamental que cumple el sector transportador para la integración nacional e internacional del territorio, mientras que el segundo reconoce que es impostergable mejorar dicha infraestructura como uno de los principales retos que afronta el país en este cuatrienio.

Por su parte, la Política de Competitividad y Productividad, definida por el gobierno y la cual está basada en 15 planes de acción, también establece como prioridad una política de desarrollo continuo en tal sentido, por lo que el Ministerio de Transporte, el Instituto Nacional de Vías (Invías) y el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) han diseñado y estructurado proyectos estratégicos para fortalecer los corredores de comercio exterior.

Como parte del compromiso del gobierno en un campo tan vital para el progreso de la Nación, el presente gobierno aspira a terminar el periodo con aproximadamente 1.000 kilómetros de dobles calzadas.

Lo que viene

“El mayor tráfico de comercio exterior se concentra en la red que comunica los principales centros industrializados del país que generan y atraen carga, con los pasos de frontera y los puertos marítimos de la Costa Atlántica y el puerto de Buenaventura, en el Pacífico”, destacó López Gil.

Teniendo en cuenta lo anterior, los tres grandes proyectos viales que incluyen el desarrollo de obras para conformar sistemas viales de dobles calzadas y que actualmente se encuentran por contratar y en estructuración son la Ruta del Sol, la Transversal de las Américas y la vía Bogotá – Villavicencio.

En lo que respecta a la Ruta del Sol, se trata de un trayecto que se ha dividido en tres sectores y va desde el centro del país hasta la Costa Atlántica, así: Villeta – El Korán (78 kilómetros); Puerto Salgar – San Roque (528 kilómetros) y San Roque – Yé de Ciénaga; Carmen de Bolívar – Valledupar (465 kilómetros). Se espera que hacia los primeros días de diciembre, el gobierno dé a conocer los nombres de los consorcios que se encargarán de llevar a cabo las obras.

Por su parte, la Transversal de las Américas, que ha sido calificada como uno de los proyectos de su tipo más importantes de las últimas décadas, no sólo en el país sino en Latinoamérica, contempla aportes estatales por un valor de $6.2 billones.

Éste proyecto beneficiará a los departamentos de Chocó, Antioquia, Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena y La Guajira, hasta la frontera con Venezuela, con una red de dobles calzadas en el norte del país. Incluye obras de rehabilitación y mejoramiento de vías existentes, construcción de 703,5 kilómetros de dobles calzadas, y la construcción de 161 kilómetros nuevos, las cuales se ejecutarán a través de dos contratos de concesión.

En cuanto a la vía Bogotá – Villavicencio, se encuentra en estructuración un tramo de 45 Km. de segunda calzada. La importancia de esta obra radica, entre otros aspectos, en que por esta ruta se movilizan cerca de 1.800 vehículos petroleros, 654 con arroz y 528 con ganado, sin mencionar las perspectivas de movilización con otros productos derivados de cultivos como la palma de aceite, por ejemplo.

Otras cifras

Se estima que, excluyendo carbón e hidrocarburos, por la red intermunicipal se transportan cerca de 103 millones de toneladas de carga anualmente, cifra que hace dos años alcanzaba las 80 millones de toneladas, pero con los tratados de comercio que se han negociado en los últimos meses o están por concretarse, esa cifra podría pasar a 300 millones de toneladas en menos de diez años.

De ahí la necesidad de contar cada vez más con vías que llenen los requerimientos de la economía local, pues a la par con este movimiento de mercancías, el número de vehículos que diariamente utiliza el sistema de carreteras del país se ha incrementado según el balance del Inco y el Invías, que dan cuenta de 191,4 millones de peajes registrados en todo el 2008.

Y es que, como señala el Director Nacional de Infraestructura, “la construcción de segundas calzadas, además de mejorar las especificaciones viales, amplía la capacidad de los corredores y mejora el nivel de servicio para generar beneficios a los usuarios del transporte, representados en ahorros de tiempo de viaje, ahorros en costos de operación vehicular y disminución del número de accidentes y vulnerabilidad ante eventos naturales”, incluso.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.