Dos promotores ambientales hablan de legalidad en Soacha y Sibaté

Sábado 17 de junio de 2017




Hablar de la legalidad con el medio ambiente parece una de esas tantas frases de cajón que persiguen a todos aquellos que no cumplen con las normas ambientales. Sin embargo, hay quienes se han tomado más que en serio este tema y han decidido ser multiplicadores en sus comunidades o en cuanto espacio de participación tengan para llevar.

Deogracias Jaimes, en el sector de Bradamonte en Sibaté, y Arsenet Ruiz, a través del Parque Temático Boquemonte en Soacha, tienen en común su compromiso con los temas ambientales y por supuesto con la legalidad.

Ellos hacen parte del grupo de Promotores de la Legalidad, capacitado y certificado en el año 2016 por la CAR. A la fecha, son los únicos que sobresalen por su compromiso, replicando lo aprendido en sus veredas y comunidades, mostrando a quienes dudan de la importancia de proteger el medio ambiente, cómo a través de la responsabilidad frente a trámites, en temas como el Programa de Uso Eficiente y Ahorro del Agua PUEAA, los Procesos Sancionatorios y la metodología Water Education for Teachers (WET) que es lúdica y de fácil aplicación, se puede cumplir con los permisos para asegurar una distribución y afectación mínima de los recursos naturales.

Arsenet, frente a este tema, tiene una reflexión más que clara: “Ser legales con la naturaleza hace que la CAR y otras entidades puedan proteger tanto a nosotros los ciudadanos, como a la naturaleza. Por porque por ejemplo, se busca que con las normas, el agua sea usada de forma controlada y responsable y el aire reciba límites de emisiones que no nos dañen a nosotros.”

Los promotores ambientales, ya son más de 90 en el municipio de Soacha y Sibaté. De ellos, personajes como Deogracias Jaimes, continúan trabajado en sus comunidades porque entienden la responsabilidad a la que se enfrentan, por eso asegura: “Aquí en la vereda hemos hecho varios proyectos de conservación y protección de las quebradas con siembras de árboles y enseñándole a la gente como con la implementación de jornadas de formación y sensibilización educativa se puede usar legalmente los recursos naturales, porque no es solo ir y pedir el permiso para talar o para usar el agua, sino entender cómo después de tenerlo, se puede optimizar y racionar ese recurso para el que se sacó ese permiso.”

Dos personajes más que consientes del papel que desempeñan en sus comunidades, y de cómo a través de ellos, otros ven el ejemplo y empiezan a trabajar para ser legales a la hora de usar o realizar cualquier actividad que afecte el agua, el aire, el suelo, la flora y la fauna, por ser estos no solo para nuestro beneficio, sino fuentes de vida que se deben proteger.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.