El angustioso panorama de la construcción en Soacha

Viernes 24 de marzo de 2017




La temporada invernal ha dejado al descubierto la problemática que deja a su paso las constructoras en Soacha. Desde que comenzaron las lluvias, la comunidad del municipio ha podido constatar en carne propia las consecuencias de la proliferación de la construcción sin planificación.

JPEG - 43.2 KB
daño-vìa-soacha

Este problema se evidencia de manera consecutiva en el barrio Valles de Santa Ana de la Comuna uno, donde la constructora Vindico no se ha hecho responsable de los daños ocasionados a la comunidad antes, durante y después de la construcción.

Al constatar, resulta fácil encontrar casas agrietadas, andenes destruidos, la vía principal luego de estar debidamente pavimentada en un completo desastre, sumado a las constantes inundaciones en el sector debido a que las pulgadas de las tuberías no son lo suficientemente grandes para recibir las aguas residuales y lluvias que se canalizan desde los nuevos conjuntos, originando solicitudes angustiosas de solución ante el presidente de la Junta de Acción Comunal.

“Con frecuencia me preguntan ¿qué paso con la empañetada?, ¿cuándo nos van a dar solución?, ¿cuándo nos van a arreglar los andenes?, y la respuesta que les doy es, no sé, porque yo voy a Planeación y allá no me dicen nada, llamamos a la constructora y argumentan que es responsabilidad del acueducto, es decir, el uno le arroja la pelota al otro y finalmente no hay respuestas”, asegura Arcesio Torres, presidente de la JAC de Valles de Santa Ana.

Esta misma situación de falta de planeación se está presentando con la Constructora Triada, encargada de la edificación del conjunto residencial Santa Rita, en la comuna cinco, detrás del barrio El Bosque de San Mateo, donde la sedimentación de las tuberías de desagüe están causando inundaciones en zonas del barrio donde nunca se había visto tales hechos. Al parecer esto sucede porque la constructora no cuenta con los permisos por parte del acueducto de Bogotá para la instalación de la tubería encargada de recibir las aguas residuales y lluvias que origina la construcción.

La comunidad hace un llamado a las autoridades para que se tomen las medidas pertinentes, pues las instalaciones del conjunto no han sido entregadas aún. Al respecto, Miguel Benavides, habitante del sector manifestó: “El alcantarillado es malo, cuando llueve se rebosa y las tuberías son muy pequeñas porque la cantidad de agua que llega es mucha y se nos inunda las carreras 20 y 21. Es una de las problemáticas que tenemos y queremos una solución cuanto antes, porque al irse la constructora, la nueva administración que se hace cargo de eso se va a lavar las manos diciendo que ellos no la construyeron”.

Es bueno anotar que, a la fecha, no se ha tenido conocimiento de soluciones contundentes a las problemáticas que se presentan en estos dos casos, pues son las comunidades de estos sectores las que hasta el momento están sufriendo las consecuencias de la improvisación de los constructores en el municipio.

Por: Mauricio Reyes

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.