El refrito mexicanizado de Pobre Pablo (RCN)

Miércoles 26 de abril de 2017, por Carlos Mario Vallejo Trujillo




Muchos televidentes hemos visto en las tardes algo que no verá la mayoría. Y menos mal, porque no es buen remake y porque se transmite en semana, a las 4:00 p.m: la adaptación de Pobre Pablo, la novela del guionista Juan Carlos Pérez y dirigida por Kepa Amuchástegui, que RCN transmitió en el 2000 y vendió en seis países del continente, incluido Estados Unidos. Amo despertar contigo se llama el bodrio que me tocó ver hace poco, cuando antecedía a Betty la Fea, y del que hay que hablar porque opino que Pobre Pablo es una de los mejores telenovelas de la televisión nacional.

Es deporte nacional criticar a RCN, pero debemos también ejercitarnos en recordar su aporte a la ficción. Desde Azúcar, Sabor a limón, Conjunto cerrado, pasando por Café con aroma de mujer, Paquita Gallego, El Fiscal, La madre, Yo soy Betty la fea y Francisco el matemático, para hablar de mis favoritas, la empresa de los Ardila ha sido importante para el gran arte, el género mayor llevado a la pantalla chica: la novela, la telenovela. Lo de Fernando Gaitán sí merece frase aparte.

Hace poco volví a ver vía Youtube la historia original de Pablo Herminio Guerrero (Roberto Cano), el escolta que se enamora de María Alcalá (Carolina Acevedo), la hija de José Ramón Alcalá (César Mora), quien a su vez es el peor enemigo de Antonio Santamaría (Diego Trujillo), el próspero floricultor protegido por Pablo. Aunque el argumento es cliché, el amor de un pobre y una rica, la producción colombiana fue exitosa y con mérito.

Producción que estuvo en los picos de rating del prime time de su tiempo, catapultó a Fanny Martínez –hoy Fanny Lu-, quien interpretó a la mejor amiga de María; a Valentina Rendón, la mecánica prometida Pablo Herminio; a la despampanante Carla Giraldo, el Negro Luis Fernando Salas, entre otros, y estelarizó aún más a los ya consagrados Roberto Cano, Carolina Acevedo, Diego Trujillo, César Mora, Alejandro Martínez, Mauricio Figueroa, Carmenza Gómez y Ana María Kamper. La historia fue tan romántica, que desembocaría en un sonado matrimonio entre Cano y Acevedo, ya disuelto.

En Amo despertar contigo, la historia del productor director y guionista mexicano Pedro Damián, el rol de Pablo lo lleva Daniel Arenas, el exprotagonista de novela que perdió el reality contra Jaider ‘el llorón’ Villa, en el reality que más tuvo éxito en RCN.
No se acerca Villa al papel que hizo Cano, simple. María pasa a ser Maia en la adaptación, interpretada por Ela Velden, actriz y modelo mejicana. También sobra decirlo pero, y esto es subjetivo, nadie igualará la gracia de Carolina Acevedo, desde cuya aparición en la serie De pies a cabeza es el amor platónico de miles y miles; Velden lo hace bien. Los antagónicos del rencauche mexicano, dos divas cortadas con la misma tijera del engreimiento: Sara Corrales hace el papel de la novia celosa de Pablo, la mecánica Sindy Mercedes Casilimas. Aunque lo interpreta pésimamente, el personaje de altiva, gamina y posesiva le cae como anillo al dedo a la también exprotagonista de Nuestra tele. Y el personaje que interpretaba Diego Trujillo, el del poderoso e infiel floricultor Antonio Santamaría, pasa a convertirse en Antonia, interpretado por adivinen quién, una muerta viviente de la actuación: Aura Cristna Geitner, que es una celebridad en México, pero temida por la prensa por su sobradez.

La sola comparación del video de entrada de la versión mexicana interpretada por Maluma (¡aparece interpretándose a sí mismo por allá en un capítulo!) y Carlos Vives, que no linkearé, desdice del producto de Damián.

Todo este repaso del reparto para invitar a no ver este programa de RCN, pues como se dijo arriba, la novela original, por entregas de 10 minutos, está a la vuelta de dos clics en Youtube.

Acá el vínculo del intro original. https://www.youtube.com/watch?v=kJhP3Kb31GY

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.