En Sibaté destruyen laboratorio dedicado a la producción de cocaína

Sábado 12 de mayo de 2018




En Sibaté, el Gaula Militar en asocio con la Fiscalía, ubicaron y destruyeron un complejo para la producción de cocaína y descubrieron una nueva modalidad de trabajo de comerciantes de drogas: diseñar laboratorios itinerantes y arrendarlos a pequeñas organizaciones criminales por cortos periodos.

La ciudadanía alertó sobre un inusual movimiento de personas y de vehículos de carga en zona rural del municipio de Sibaté. Por lo menos tres veces por semana personas extrañas a la región movían mercancía y caminaban hacia un área boscosa.

Investigadores de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico de la Fiscalía y personal del Gaula Militar de la Décima Tercera Brigada del Ejército Nacional, lanzaron una operación para verificar la información recibida. Los funcionarios caminaron hacia el punto indicado y detectaron lo que sería un complejo para la producción de cocaína.

Los funcionarios vigilaron durante varios minutos el lugar y luego de tener claridad sobre la cantidad de personas que lo ocupaban, decidieron ingresar. Tras un corto intercambio de disparos, la zona fue asegurada. Cuatro hombres fueron capturados y toda la infraestructura dispuesta para la elaboración del estupefaciente fue inspeccionada.

El complejo estaba compuesto por cuatro estructuras rústicas de madera y plástico. En una eran almacenados los insumos líquidos y sólidos, en otra se hacía el proceso secado de la cocaína, un más servía de cuarto de máquinas y en el espacio más pequeño había una cocina.

En el procedimiento fueron incautados 41 kilogramos de base de coca, dos armas de fuego, cartuchos y proveedores de diferente calibre, dos radios de comunicación, 500 galones de combustibles; además de marcianos, prensa hidráulica, hornos, plantas eléctricas y otros elementos utilizados para la elaboración del narcótico.

Muy cerca del laboratorio fue encontrada una carpa artesanal acondicionada para hospedar cerca de 15 personas, que correspondería al número de trabajadores contratados para el procesamiento ilegal.

El complejo fue destruido y los cuatro detenidos fueron presentados en audiencias de control de garantías. La Fiscalía les imputó cargos por concierto para delinquir, tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos y fabricación, tráfico y porte de estupefacientes. El juez 60 penal municipal de Bogotá impuso medida de aseguramiento en centro carcelario.

El hallazgo de este laboratorio de producción de cocaína cerca de Bogotá, puso en evidencia una nueva modalidad utilizada por los narcotraficantes. Al parecer, levantan laboratorios itinerantes a pocos kilómetros de las ciudades, los acondicionan con las máquinas necesarias para el procesamiento, y los alquilan a pequeñas organizaciones criminales que se encargan de la contratación del personal, la obtención de los insumos, la producción y transporte del alcaloide, y la búsqueda de los contactos en el exterior para poner el estupefaciente.

El complejo ubicado y destruido, habría sido arrendado hace apenas un mes. La organización que lo tomó procesaba máximo tres días por semana. La base de coca habría ingresado del sur del país y tenía la capacidad de producir 150 kilogramos de clorhidrato de cocaína diarios.

Las evidencias físicas recaudadas indicarían que el estupefaciente iba a ser agrupado en un municipio aledaño a Sibaté, camuflado en tractocamiones, trasladado a un puerto en Pacífico colombiano, y sería embarcado entre frutas rumbo a Centroamérica.

Las investigaciones están dirigidas a identificar a la estructura responsable de la producción y a los dueños del complejo que lo pusieron en arriendo.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.