Enorme grieta empieza a dividir África en dos

Miércoles 4 de abril de 2018




¿Comenzó a partirse África en dos pedazos? Eso parece de acuerdo con lo sucedido el lunes 19 de marzo: tras un periodo de fuertes lluvias y sismos apareció una enorme grieta que mide más de 15 metros de ancho y varios kilómetros de largo.

No se quedó quieta. Está creciendo, según el portal Face2Face Africa, y se presentó inicialmente en la región de Narok en Kenya en la conocida gran falla del Great Rift, una fractura geológica de más de 4.800 kilómetros que corre de sur a norte.

La fisura es una señal de lo que viene con el reacomodamiento de las placas tectónicas. Casi todo el continente está sobre la placa África, pero un gran pedazo vertical de África oriental está sobre la Placa Somalí. La unión donde las dos placas se encuentran es el East African Rift, que se prolonga unos 3.000 kilómetros. Para evitar confusiones, los geólogos llaman a la primera la Placa Nubia.

Las dos placas se están separando, dijo Lucía Pérez Díaz, investigadora de la Universidad de Londres, en una nota en The Conversation.

Es la placa Somalí la que se está separando de la Nubia, de acuerdo con el geólogo keniata David Ahede en declaraciones a Daily Nation.

Para él, los movimientos de la Tierra han debilitado el área y las zonas endebles forman fallas y fisuras rellenadas por ceniza volcánica, probablemente del monte Longonot.

El origen de los movimientos recientes podrían ser del volcán Suswa, que está en la base del valle del Great Rift.

“Usted no puede detener un proceso geológico porque proviene de adentro de la corteza terrestre" aseguró.

Lo cierto es que las fisuras generadas el 19 destruyeron la carretera Mai Mahiu-Narok y el gobierno tuvo que rellenar la grieta con rocas.

También se partieron algunas casas en la región, incluida la de una anciana de 72 años que cuando tomaba la cena con la familia vio su casa partirse en dos.

Perez Díaz explicó cómo se separan las placas: la litosfera, que se compone de placas tectónicas, está hecha de la corteza de la Tierra y la parte superior del manto. Cuando experimenta fuerzas que halan, se adelgaza y a veces se fractura. Esta fisura fue la que formó el valle del rift.

El proceso de ruptura es acompañado usualmente por actividad sísmica y vulcanismo.

En el Great Rift hay valles con fisuras que se pueden ver desde el espacio.

Y si bien es una mala noticia que África se parte en dos, la buena es que la separación tomará hasta 50 millones de años.

Los continentes nunca están quietos.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.