Entre largos saludos y promesas se llevó a cabo el cabildo abierto de Soacha

Lunes 30 de julio de 2018




Con la presencia de la totalidad de las Secretarías y Direcciones de la administración municipal, los representantes de los órganos de control, el alcalde Eleázar González, cerca de 200 ciudadanos y 18 ponentes, el Concejo Municipal en pleno procedió a instalar y desarrollar el cabildo abierto convocado para evaluar los avances en la ejecución del Plan Municipal de desarrollo “Juntos Formando Ciudad” en las instalaciones de la Institución Educativa Municipal Compartir de la comuna Uno.

Aunque la mañana amenazaba con lluvia y frío, representantes de diversos sectores de la población se hicieron presentes para exponer, aunque en breve tiempo, las metas del plan alcanzadas luego de casi tres años de gestión de gobierno. Durante el cabildo abierto que reunió a líderes, ediles, concejales y autoridades se hizo seguimiento al Plan de Desarrollo Juntos Formando Ciudad. El alcalde Eleázar González con su Gabinete en pleno abordaron asuntos de interés para la comunidad, relacionados con educación, seguridad, salud, movilidad, ambiente y desarrollo.

Durante la ceremonia protocolaria de instalación del cabildo, la comunidad expresó su malestar e inconformismo por los prolongados saludos de los concejales que se alargaron por espacio de 40 minutos. En una de las tres oportunidades en las que se llamó a lista para verificar el quórum de la corporación, se escuchó la protesta de los ciudadanos para que fueran breves en su respuesta al llamado a lista.

Al inicio del cabildo, el primer mandatario manifestó que los alcances del plan, como se sabe, han estado condicionados por las limitaciones fiscales del municipio, producto del histórico desequilibrio entre los ingresos y el crecimiento demográfico intensificado por el desplazamiento de la población víctima del conflicto interno, los desarrollos urbanos que le resolvieron el problema de vivienda a Bogotá y produjeron la mayor crisis social de que se tenga noticia, y sobre todo, porque el gobierno central ha ignorado esta situación al demorar la realización del censo para saber cuántos somos y qué necesidades tenemos.

Uno a uno fueron desfilando los 18 ponentes, unos tratando de cumplir con el tiempo reglamentario en sus intervenciones, y otros apelando a la prórroga de tiempo para exponer sus inquietudes, sus preocupaciones y sus expectativas en torno al Plan.
Luego de casi dos horas de intervenciones, el factor común más relevante en todas ellas fue que desde la perspectiva de los ponentes se evidenció que la ejecución del plan presenta estado de atraso, falta de ejecución o siguen presentándose los mismos problemas de siempre en el municipio, sin que haya una solución contudente. Fueron más las quejas y las preocupaciones expuestas por los líderes que la exaltación a resultados positivos alcanzados en la ejecución del plan.

Como si lo anterior fuera poco, los cabildantes que al principio se mostraron muy dispuestos y atentos a tomar nota de las intervenciones de los ponentes, con el correr del tiempo se desentendieron del cabildo, se dedicaron a conversar entre ellos o con los asistentes, charlas por celular, retirarse del recinto, y en resumen no prestar casi atención a las intervenciones de los ciudadanos, hasta el punto que un asistente pregunto a concejales y ciudadanos que si tocaba hacer lo del profesor Mockus para que hicieran silencio y tuvieran respeto por las intervenciones de los ponentes.

Promediando el medio día, casi la mitad de los asistentes empezó a abandonar el lugar sin esperar la intervención de los concejales, aburridos tal vez por el desorden de unos, la falta de interés de otros y sobre todo por el frío y la lluvia que por momentos amenazó con suspender el desarrollo del cabildo.

Un asistente manifestó que ese cabildo se realizó de un momento para otro, no tuvo la suficiente socialización con la comunidad, el lugar no fue el más apropiado porque se prestó para el desorden, lo que incidió en la ausencia de atención y sobre todo, porque el comportamiento de varios concejales dejaba mucho que desear y daba pésimo ejemplo, pues al parecer era más importante el chat o la conversación que ponerle atención a los ciudadanos preocupados por el municipio.

Finalmente, durante la intervención de los concejales, varios de ellos retomaron algunas de las problemáticas expuestas por los ponentes que están contenidas en el plan y manifestaron que estarán atentos a su ejecución en lo que resta del actual gobierno. También expresaron que harán control político sobre lo que está en marcha, asuntos como: construcción de los mega colegios, repavimentación de la malla vial, alza de las tarifas de aseo que afectan no solo los ingresos fiscales del municipio, sino el bolsillo de los usuarios. Del mismo modo el presidente de la corporación y el alcalde recogieron una a una numerosas preguntas e inquietudes sobre diversos puntos expuestos, a las que la corporación debe darles pronta y clara respuesta a los ciudadanos.

"En todo caso el balance no es positivo, ni para la corporación en su ejercicio de control político y recepción de iniciativas, ni tampoco para la gestión del gobierno del Alcalde Eleázar, por lo que la comunidad se retiró con la incertidumbre de que en lo que resta de su periodo de gobierno sea tiempo suficiente para mejorar al menos el desempeño evaluado a la fecha", expresó uno de los participantes.

"Estos cabildos son para recoger unas firmas y evidenciar haberlo realizado porque es un compromiso. Así como se realizó, carece de efectividad especialmente en un momento como este en donde su difusión no fue efectiva, la comunidad no se enteró y hubo poca participación. El resultado será que los funcionarios tendrán que oficializar la respuesta de las dudas y quejas de los ciudadanos, pero de ahí no pasa. Ya es hora de cambiar de estrategia y dejar de decirle mentiras a la gente o seguir haciendo promesas que difícilmente se cumplirán", agregó un líder comunal poco conforme con la actividad.

Ángel Humberto Tarquino
Fotografía: Alcaldía municipal de Soacha

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.