Fases dos y tres de Transmilenio generan show político en Soacha

Viernes 27 de enero de 2017




Como si se tratara del mayor beneficio que la ciudad pueda tener, el anuncio de extender la troncal de Transmilenio hasta el Vínculo ha generado una lucha de imagen entre los diferentes entes del orden nacional y departamental. Desde el anuncio del presidente Santos, el pasado mes de octubre en Soacha, se han realizado cuatro eventos más para hablar del mismo tema.

Inicialmente fue el presidente Juan Manuel Santos el que vino a Soacha el pasado primero de octubre a confirmar que la nación sí apoyaría la construcción de las fases II y III de Transmilenio en Soacha.

Luego fue el ministro Mauricio Cárdenas, quien en su visita a Soacha el pasado miércoles 16 de noviembre, dijo que la nación aportaría el 70% de los recursos para la construcción de las fases II y III de Transmilenio Soacha. El encuentro se realizó en la estación San Mateo.

“Tengamos en cuenta que el proyecto total cuesta 633 mil millones de pesos, de los cuales el gobierno nacional pone el 70%, por eso el CONFIS ha tomado la decisión de aportar el porcentaje que le corresponde a la nación, es decir, 460 mil millones de pesos”, sostuvo Cárdenas.

Posteriormente, el presidente Santos junto a varios ministros y al gobernador Jorge Rey, anunció el miércoles 11 de enero la firma del Conpes que garantiza los 430 mil millones de pesos del Gobierno Nacional para terminar la troncal hasta el Vínculo.

Pero el departamento de Cundinamarca no se podía quedar atrás. El miércoles 18 de enero, el gobernador Jorge Rey convocó al evento de socialización del contrato interadmistrativo para la estructuración técnica, financiera y legal orientado a la construcción de las fases II y III de Transmilenio en Soacha.

Este miércoles 26 de enero, el turno fue para el Departamento Nacional de Planeación en cabeza de su director Simón Gaviria. En un evento realizado en el teatro Sua, dijo que la construcción de las fases II y III de Transmilenio Soacha comenzará en el segundo semestre de este año.

“La ampliación de las fases II y III de Transmilenio representará un gran alivio para las familias que viven en la parte sur de Soacha, ya que todos los días hacen un esfuerzo inmenso para llegar a sus lugares de trabajo”, dijo Gaviria Muñoz.

Pero la cadena de noticias sobre el mismo trema generó reacciones encontradas entre los habitantes de Soacha, ya que para la mayoría, Transmilenio es un negocio privado que sólo lucra a unos pocos y deja enormes huecos fiscales en el municipio.

“Tengamos en cuenta que a Soacha no le queda nada porque todo se lo lleva la empresa Transmilenio. A ellos se les paga diariamente más de 70 mil pasajes a 2 mil pesos cada uno y de ahí no le toca ni un centavo al municipio”, aseguró Jorge Antonio Díaz, líder de la comuna uno.

Un elemento que pocos saben es que Soacha empeñó por años la sobretasa a la gasolina con el fin de garantizar el porcentaje que le corresponde para poder construir las fases dos y tres, como quien dice, el municipio dejará de reparar las vías internas por lo menos durante diez años, sólo por hacer un aporte que beneficiará únicamente a la empresa Transmilenio.

Durante los años de operación de Transmilenio, Soacha sólo obtendrá pérdidas ya que no recibe nada por el recaudo de los pasajes, pero sí tiene que aportar alrededor de 90 mil millones de pesos para las fases dos y tres, y como si fuera poco, tendrá que reparar las losas de la troncal cuando se fracturen.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.