Hallan nueva especie de planta en Cundinamarca

Lunes 19 de marzo de 2018




Pese a su reciente descubrimiento, ya se considera en peligro de extinción.

El fascinante encuentro se dio al borde de la carretera, kilómetro 2 entre los municipios de Pacho y Supatá, Cundinamarca. Sobre el hallazgo, Gustavo Morales expresó que las flores eran diferentes a Passiflora ligularis, conocida comúnmente como granadilla, pero similares a Passiflora popenovii, o granadilla de Quijos, aunque el nuevo fruto era más grande y duro que esta.

Trece años después, John Ocampo, profesor de la Uni­versidad Nacional de Colombia (UN) Sede Palmira, y Miguel Molinari, investigador asociado de la Universidad de los Andes, en Venezuela, determinaron que aquella planta encontrada por accidente en Cundinamarca no había sido identificada, y decidieron llamarla Passiflora gustaviana, en homenaje al botánico Gustavo Morales. “El reconocimiento lo hacemos porque él fue quien descubrió esta nueva especie y nos contactó para realizar todos los análisis requeridos para su identificación”, afirma el profesor Ocampo.

Cuando el investigador Morales encontró aquella Passiflora que le llamó la atención, tomó algunos frutos a los que les extrajo las semillas con la intención de hacerlas germinar. En 2006, en el Jardín Botánico José Celestino Mutis fueron sembradas algunas plántulas que después de cuatro años, debido a su condición de planta silvestre, por fin florecieron.

En 2010 el material llegó a manos del profesor John Ocampo, doctor en Recursos Genéticos y Mejoramiento, quien inició el proceso de evaluación comparando la nueva especie con otras ya identificadas. “En esta fase concluimos que Passiflora popenovii era la especie más parecida”, explica el profesor Ocampo.

Para este ejercicio los investigadores definieron 93 características morfológicas internas y externas (cualitativas y cuantitativas), que se compararon en la nueva especie, y otras ya reportadas, utilizando diferentes programas para el análisis de la información. Entre las características están: tamaño de la hoja; nectarios del pecíolo; longitud tanto de la semilla como de la flor, el ovario y el pedúnculo; dimensiones del sépalo y del pétalo, y peso del fruto. Este dispendioso trabajo arrojó la buena noticia del hallazgo de una nueva especie del género Passiflora para la ciencia y el país.

Al género Passiflora pertenecen frutos que gozan de amplio reconocimiento, como el maracuyá, también conocido como “el fruto de la pasión” o “la pasionaria”, no por sus bondades en el amor si no por su apariencia similar a la corona de espinas usada en la crucifixión de Cristo.

Estas plantas son importantes desde el punto de vista nutricional, ornamental y económico, y son consideradas como un indicador de la biodiversidad de Colombia, ya que tienen múltiples interacciones ecológicas con muchos tipos de organismos como sus polinizadores.

Al respecto el profesor John Ocampo comenta que “la desaparición de especies de Passiflora del ecosistema implicaría la pérdida de otros organismos que dependen de esta, como las mariposas y muchos insectos y aves que se alimentan de néctar”.

Por eso, para los investigadores este hallazgo abre la reflexión hacia tres puntos: el primero radica en que seguramente Colombia alberga muchas más especies desconocidas, sobre todo en zonas de poca exploración como los Andes, el Caribe, el Amazonas, la Orinoquia y el Pacífico, que se encuentran en peligro debido a la nociva intervención humana relacionada con la minería ilegal y la agricultura extensiva en áreas prioritarias para la conservación de la diversidad biológica.

El segundo punto se refiere a la necesidad urgente de establecer técnicas de conservación ex situ, o fuera de su hábitat, como respuesta a la destrucción de hábitats críticos e importantes para la diversidad genética del país. Y por último se destaca el camino hacia el mejoramiento genético de las pasifloras cultivadas, que ahora cuentan con una nueva especie de la cual, seguramente, podrán acceder a genes de interés agronómico.

Fuente: Eltiempo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.