Huecos y cráteres en las vías de Soacha

Lunes 16 de enero de 2017




El pésimo estado de las vías de Soacha es una realidad que perjudica a quienes diariamente se movilizan por la ciudad. El pavimento está en total abandono, hecho que ocasiona accidentes diarios y repercute en el daño a los vehículos que deben transitar, en el mejor de los casos, por el asfalto fracturado o por las calles llenas de escombros.

JPEG - 58.9 KB
vías-de-soacha

José del Carmen Carrillo es un residente de la comuna uno de Soacha, propietario de un vehículo Renault 18 que utiliza para transportar el mercado que vende en su pequeño negocio. Cuenta que en la mañana del 23 de diciembre del año que terminó venía de Abastos a eso de las 6:30a.m. y a tan solo dos cuadras del local, en el sector de Ciudad Latina, tuvo que frenar porque había llovido y se observaba un gran charco de agua. Al detenerse, fue golpeado por detrás por otro vehículo; los daños ascendieron a 200 mil pesos y sólo recibió 80 mil para ayudas del arreglo de su carro.

Diez días después, Ricardo Peralta, un santandereano residente en la comuna cinco, se movilizaba en su automóvil Mazda a eso de las 3:00 p.m. por el barrio San Mateo. “Había salido dos cuadras antes hacía Bogotá por cuestión de mi trabajo, estaba lloviendo y la verdad cogí por una calle llena de huecos, me confié porque relativamente conocía el sector, pero nunca me imaginé que hubiera un hueco tan enorme. Le pegué al carro por debajo y el golpe fue tan duro que se le rompió la tijera. Yo pregunto, ¿quién me responde por el daño?"

Como ellos, hay cientos de quejas sobre las consecuencias del mal estado de las vías de la ciudad, un mal que ha venido avanzado administración tras administración y que ningún alcalde ha sido capaz de solucionar.

No hay una estadística real del porcentaje de calles en buen estado en Soacha, pero quienes conocen la ciudad se atreven a afirmar que más del 90% de las vías están dañadas, unas en mayor proporción que otras.

En la administración anterior se aprobó un endeudamiento de 30 mil millones de pesos para invertirlos en la recuperación de la malla vial, pero los resultados fueron muy pobres frente a la expectativa de los ciudadanos.

Es cierto que algunos corredores del centro y de las comunas uno y tres se recuperaron, pero el número de calles pavimentadas resultó muy escaso si se compara con la necesidad de rehabilitación vial.

La actual administración ha hecho experimentos para tratar de diezmar el problema de los huecos en las vías. Por ejemplo, en el segundo semestre del año anterior se intentó poner a prueba un material mezclado a partir del asfalto reciclado, pero el resultado no fue exitoso.

La semana pasada empezó un plan de rehabilitación y recuperación vial, pero sigue siendo corto frente a la necesidad existente en las comunas de la ciudad. Una calle que se repare no hace la diferencia frente a la cantidad de vías con el pavimento roto o fracturado; se requiere un proyecto agresivo para empezar a acortar esa brecha que han dejado abrir todos los alcaldes anteriores.

Para algunos ciudadanos del municipio y especialmente para quienes cuentan con carro, el abandono es tan grande que ya no vale la pena movilizarse en auto por las calles de la ciudad. “La verdad no, ahorita en diciembre un día que estaba lloviendo y que me tocó venirme del sector Los Cristales de Compartir hasta el centro de Soacha, me gasté más de una hora; huecos por todo lado y de encime trancones porque la velocidad con que se anda es mínima”, sostuvo Heriberto Salinas, residente de dicho sector.

Es cierto que el presupuesto de la ciudad es escaso, que la sobretasa a la gasolina está comprometida para las fases dos y tres de Transmilenio y que se requiere invertir en lo social, pero también es claro que la administración municipal debe hacer lo necesario para no dejar avanzar el problema y no permitir que el abandono de las calles continúe. “Es un reto que hay que asumir para que se vean reflejados los impuestos que se pagan”, concluyó Edelmira Sierra, habitante de León XIII.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.