Inconformidad en Tocancipá por predio convertido en cementerio de camiones

Martes 13 de marzo de 2018




Se trata de compactadores de basura comprados por la anterior administración y que nunca sirvieron.

Más de 200 automotores que hoy están parqueados en un lote de la vereda Tibitó del municipio de Tocancipá, Cundinamarca, llamado La Dianita, se han convertido en un dolor de cabeza no solo para la administración local sino para algunos de los 33.000 residentes de la región.

El problema radica en que entre esos vehículos están los camiones de recolección de basura que usó Aguas de Bogotá en la administración de la Bogotá Humana, los cuales fueron sacados de circulación por su inoperancia y que costaron 79.000 millones de pesos. También están los 67 vehículos vandalizados que dejaron de operar este año, cuando en una reciente protesta varios trabajadores de esa misma empresa pincharon llantas y dañaron equipos.

Lo que pide el municipio es que estos automotores sean retirados del lugar, ya que para este predio hay proyectos contemplados en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), entre estos algunos usos de índole comercial.

El reclamo del municipio vecino comenzó cuando los habitantes de la vereda se percataron de la aparición en la región de una caravana de más de 150 camiones.

En ese momento, funcionarios de la Alcaldía de Tocancipá, Cundinamarca, entre ellos el secretario de Planeación y un inspector de policía, se dirigieron al sitio e informaron a los funcionarios a cargo de este que el uso del lote no permitía el almacenamiento de ningún tipo de maquinaria pesada, mucho menos para depósito de chatarra, pues está destinado al Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

De acuerdo con el POT, el lote rural denominado La Dianita, de propiedad del Distrito Capital, fue adoptado como un predio de uso comercial y para la construcción de una importante vía.

Hay que tener en cuenta que el lugar queda muy cerca de sitios turísticos como el parque Jaime Duque, el Museo Aeroespacial y el Parque Museo de las Fuerzas Militares. “Hemos iniciado un proceso policivo que debe terminar en una sanción urbanística a través de la Secretaría de Planeación Municipal”, dijo Natahn Selimán, secretario de Gobierno de Tocancipá.

Mediante un oficio de fecha 14 de febrero, esta Alcaldía notificó al Distrito para que se haga “el retiro inmediato del material y los demás elementos que se encuentran en el interior del inmueble”.

El predio La Dianita, según el oficio, y después de la visita que hicieron los funcionarios, es actualmente un acopio de chatarra. “Esta es una actividad prohibida. Su uso debe ser vial o para servicios rurales”, señala el documento.

Sin embargo, una fuente de la entidad le dijo a este diario que los automotores están en venta, a la espera de una negociación para ser retirados y así cumplir con la solicitud del municipio vecino.

Según las autoridades en esta zona, ubicada a unos 22 kilómetros de Bogotá, se ha generado un problema sanitario “por la proliferación de roedores y mosquitos”.

Esto, dicen, podría afectar a una clínica de niños con enfermedades de alta complejidad cercana al predio. “Esto podría generar un impacto negativo para esta institución en el corto plazo”, se lee en el oficio dirigido a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y Aseo de Bogotá.

En este escrito se le solicita a esta empresa el retiro inmediato de la maquinaria, además de tuberías y motobombas que fueron sacadas de servicio.

Al final del documento, la secretaria de Planeación, Marcela Santos, le exige a la empresa distrital cumplir con la norma, “so pena de incurrir en sanciones”.

Fuente: Eltiempo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.