La Antártida está cambiando su color

Sábado 27 de mayo de 2017




En 2013 científicos que estudiaban microbios y musgos en el sur de la península Antártida documentaron un cambio ecológico sin precedentes en los últimos 50 años debido a las temperaturas más altas. Ahora el mismo grupo confirmó que esos cambios se han extendido a toda la península, que es más verde al haber crecido más los musgos.

El hallazgo apareció en Current Biology y “nos da una idea más clara de la escala a la cual están ocurriendo estos cambios”, explicó Matthew Amesbury de la Universidad de Exeter.

“Previamente solo habíamos identificado esa situación en un solo punto del remoto sur en la península, pero ahora vemos que los bancos de musgo están respondiendo al cambio climático por toda la península”.

Esta se está calentando más que otras regiones del planeta. Las temperaturas anuales han subido 0,5 °C cada década desde 1950. Y para ver los cambios los científicos se basaron en bancos de musgo establecidos hace más de 150 años.

Al sitio inicial, se agregaron tres y cinco núcleos con respecto a la muestra inicial. Sitios que incluyen tres islas (Elefante, Ardley y Green), un transecto (tramo donde se toman las muestras) de 600 kilómetros a lo largo de la península.

El análisis de los núcleos reveló una mayor actividad biológica en los últimos 50 años
Se encontró que la sensibilidad de la tasa de crecimiento de los musgos en respuesta a los pasados aumentos en la temperatura sugiere que los ecosistemas terrestres de la Antártida continuarán experimentando un cambio rápido con el futuro calentamiento.

Ese aumento en la temperatura ha conducido a un gran crecimiento del musgo, así como a una mayor actividad microbiana, dijo Dan Charman, quien conduce la investigación.

Dos especies distintas de musgo en la región, que antes crecían en promedio un milímetro al año, ahora crecen tres en promedio.

Y aunque menos del 1% de la Antártida tiene plantas, en la península los musgos crecen sobre suelo congelado que se derrite parcialmente en verano. En invierno se congelan y quedan debajo de la capa de hielo, muy bien preservados.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.