La Cicloruta de Soacha que se ‘tiró’ a la basura

Ahora es un sitio de desprestigio e inseguridad total

Martes 19 de junio de 2012




La Alameda El Porvenir, que conecta a Soacha con Bogotá, está abandonada, destruida y convertida en un basurero, especialmente en los sectores de La María, Olivos y Olivares de la comuna tres, y los habitantes de barrios aledaños dicen que es un atracadero y el símbolo del desprestigio debido a que en un tramo de la cicloruta abunda el expendio y consumo de estupefacientes.

La Alameda El Porvenir es el corredor peatonal más largo de América Latina, cuenta con 19 km de sendero peatonal y cicloruta que conecta a la ciudad de Bogotá con el municipio de Soacha, desde la localidad de Fontibón, pasando por Kennedy y Bosa, hasta el humedal Tibanica.

La obra fue construida por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), durante la administración del entonces alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa (1997-2000), periodo en el cual se estableció un acuerdo voluntario entre el Distrito Capital y el municipio de Soacha con el fin de que este último cediera los terrenos y la administración distrital pusiera el dinero para la construcción del tramo final, que desembocaría en la autopista sur a la altura de León XIII tercer sector.

Este corredor peatonal, recordado por ganar el premio ‘Bienal de Quito’ al mejor diseño urbano en el año 2002, tuvo una inversión de 21.658 millones de pesos, de los cuales más de 9 mil millones se destinaron al último tramo de 8 km, que comienza en la ciudadela el Recreo de Metrovivienda y se corta en el sector del humedal Tibanica.

Al llegar a los limites de Soacha, la Alameda se convierte en un tramo de cicloruta de casi 2km, que atraviesa los barrios de la comuna tres del municipio, delimitados por el canal Rio Claro, como Prado Rosales, Jardín de los Rosales, Olivares, Olivos IV sector y finalmente La María, donde la vía se suspendió, ya que se cruza con unos predios ocupados que tienen título de propiedad.

La cicloruta duró funcionando hasta mediados del año 2004 en este sector de Soacha; sin embargo, lo que en principio se planeó como una alternativa de movilidad y espacio público para el desarrollo urbano, es hoy un reducido y deteriorado camino consumido por un gran basural de escombros, chatarra y bastos pastizales.
Actualmente, por este lugar es imposible pasar en bicicleta debido a la cantidad de basura que tapó la vía, porque en su reemplazó es seguro encontrar recicladores, zorreros e indigentes albergados en cambuches.

La zona más crítica y descuidada es frente al barrio La María hasta una parte de Olivares, la cual alguna vez tuvo su apropiada vía pavimentada y demarcada, al igual que su red eléctrica de luminarias. No obstante, por el vandalismo que allí opera, se robaron el cableado y parte de la bombillería, quedando a oscuras y aumentando el riesgo de inseguridad.

“Sin el apoyo de las autoridades, después de las 4 o 5 de la tarde, era imposible transitar por esa cicloruta, porque había muchos robos, atracos, mucha inseguridad. La gente dejó de utilizarla y se fue deteriorando poco a poco hasta convertirse en el basurero que es ahora, pues los señores del acueducto hicieron una obra en el humedal Tibanica y quitaron los bolardos que impedían el paso de las volquetas, dejando la vía al descubierto; así los recicladores aprovecharon y en su afán de ganar plata, se metieron y convirtieron la cicloruta en un en un muladar total”, declaró José Sasa, presidente de la JAC del barrio La María.

Yolanda Forero, residente del barrio Olivos IV sector, afirmó: “Eso ya dejó de ser una cicloruta, ahora es un pedazo de potrero tenaz lleno de cualquier cantidad de chatarra y basura, y a nosotros nos toca soportar esos olores y más cuando se inunda. Además hay un pedazo donde queman cobre y de todo. Uno allá no se puede ni arrimar, ya que hay mucho gamín y mucho ‘ñero’ que se hace pasar por reciclador; con decir que entre los supuestos recicladores tienen ahí un expendio de vicio y drogas para venderles a los indigentes que se ven en los cambuches y a cualquiera que llega ahí a comprar. Ni siquiera la Policía, cuando viene, se mete por ese lado”.

Rosa Arango, vecina del barrio Olivares, dice que de vez en cuando pasa la patrulla de la Policía y captura algunos vándalos de la zona, pero que en cuestión de dos semanas se les vuelve a ver sueltos por el mismo lugar.

Además de la inseguridad y la contaminación, esta zona es considerada zona de afectación por la ronda del canal Rio Claro, lo que ha generado que el poco tramo de cicloruta que queda, se inunde cada vez que el canal se desborda por el invierno, deteriorándose aún más.

“Nosotros queremos pedir la colaboración de la administración municipal para que tomen medidas sobre los terrenos afectados por el canal, inclusive hemos hecho propuestas de un Box Culvert colector de aguas lluvias, pero sin el apoyo de una entidad oficial no podemos hacer nada, y por supuesto también hacerles un llamado para que retomen lo de la cicloruta porque está en un abandono total”, agregó José Sasa.

Algunas personas como Sergio Núñez, habitante del barrio Olivares, consideran que ha habido un detrimento al erario, es decir, que la inversión de esta cicloruta se perdió, perjudicando los fondos públicos: “En estos momentos no se está viendo el fruto de la inversión que se hizo en esa cicloruta, pues de qué le sirve al Distrito o a al municipio meterle tantos millones a esta vaina, si al fin de cuentas se dejó descuidada y no se le hizo ningún mantenimiento. Al menos en lo que es la parte de Prado y Jardín de los Rosales, la vía está transitable y tiene su red eléctrica, pero del barrio Olivares hasta la María ha perdido su esencia completamente”.

Una nueva construcción

Según Orlando Ramírez, Secretario de Planeación y Ordenamiento Territorial de Soacha, bajo los lineamientos del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), la cicloruta perteneciente a la Alameda El Porvenir se articulará al proyecto de la Avenida Terreros:

“La avenida Terreros será una vía arterial principal del municipio, la vía constará de dos calzadas, cada una con dos carriles más una alameda peatonal y la cicloruta, con una extensión aproximada de 2km que conectará la autopista sur en la estación de Trasmilenio Terreros con Ciudad Verde. La construcción correrá por cuenta de la firma Amarilo, gestora del Megaproyecto Ciudad Verde, y los diseños ya están aprobados por la secretaría de Planeación, ahora estamos esperando la aprobación del presupuesto.

Nos hace falta por sanear, en el tema de títulos, una última parte con la Urbanización Potrero Grande por medio de la inmobiliaria Los Auces, que es la llegada a la avenida Terreros, por el sector del humedal Tibanica, llegando al barrio La María; ya vamos a establecer un acuerdo con ellos”.

¿Qué pasará con la cicloruta de la Alameda El Porvenir?

“Se entraría a recuperar como un paso peatonal y sabemos que habrá una conexión con la cicloruta definitiva que se construya con el proyecto de avenida Terreros. Igualmente, el tramo de cicloruta que pasa por los barrios Prado y Jardín de los Rosales se aprovechará como vía pública y se contemplaría dentro del plan de manejo ambiental y de espacio público del canal Rio Claro”, dijo Orlando Ramírez.

El secretario aseguró que la ejecución de la obra no ha iniciado ya que se espera la construcción de un colector de aguas lluvias y residuales en la autopista sur, a la altura de la estación Terreros, a cargo de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB). Sin embargo, según Ramírez, para ir adelantando la avenida Terreros, la constructora iniciaría desde Ciudad Verde, mientras se termina la obra de la EAAB por la autopista sur.

¿En cuanto a los predios afectados por el canal Rio Claro?

“Estos terrenos no se verán afectados por la avenida Terreros, ya que allí no se desarrollaría ninguna vía. Respecto a la afectación que tienen estos predios, por localizarse dentro de la ronda del canal rio claro, se contemplaría un proceso de reubicación de estas familias por parte de la secretaria de planeación”, afirmó el secretario, quien además sostuvo que el problema de las basuras ya fue incluido en el plan ambiental de la Secretaria de Ambiente de Cundinamarca.

Así las cosas, la esperanza de recuperar la cicloruta de la Alameda El Porvenir en Soacha es totalmente nula, y lo que es peor, el problema ambiental y social de esta zona continuará hasta que no haya un verdadero control por parte de las entidades municipales y departamentales.

No es necesario estudiar mucho para concluir que la cantidad de dinero que el IDU invirtió en los casi dos kilómetros de cicloruta en Soacha se perdió y que, a la altura del barrio La María y Los Olivares, un tramo de esta ‘gigantesca’ obra es hoy un monumento a las basuras y toda clase de escombros, al igual que al expendio y consumo de drogas, y todo lo que ello genera: atracos, robos, violaciones y presencia de personas que amenazan la seguridad, no solo de los barrios en mención, sino de toda la comuna tres.

Lo que en otrora se hizo como un gran espacio para la recreación, el deporte y el esparcimiento, es hoy símbolo de ‘vergüenza’ para el municipio de Soacha.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.