La historia del hombre que fue encontrado sin vida en Soacha

Sábado 11 de agosto de 2018




Sixto Cortes Peña, un humilde anciano de 70 años dedicado a hacer acarreos, fue hallado sin vida en uno de los costados del humedal Neuta de Soacha, vía indumil. Había sido reportado como desaparecido el pasado 30 de julio de un barrio de la localidad de Engativá de Bogotá.

El 30 de julio, Sixto salió de su casa del barrio Luis Carlos Galán de la localidad de Engativá, y luego de despedirse de uno de sus hijos partió a hacer un supuesto trasteo a Soacha. El hombre nacido en Saboyá, Boyacá, nunca se imaginó que una tragedia estaba por venir.

“Sixto caminó hacia el barrio Bachue donde guardaba la camioneta y donde era muy querido y respetado, y una vez llegó alistó todos los elementos de su trabajo y se desplazó hacia el barrio Los Cerezos a recoger el supuesto trasteo”, relató su esposa Orfilia Gordillo.

El hombre salió hacia Soacha y desde ese momento no se supo más del paradero de Sixto. Las horas pasaron y uno de los hijos, al notar que su padre no se comunicaba, tomó el teléfono y lo llamó.

“Mi hijo al ver que no contestaba me llamó y me dijo que su papá no le contestaba y que era muy extraño porque él nunca apagaba el celular. Enseguida viajé a Bogotá porque me encontraba fuera de la ciudad y rápido llegué a la casa a encargarme de todo. Recuerdo que la noche del 30 no pude dormir bien por la ausencia de Sixto, pensando que estuviera pasándola mal”, explicó la esposa.

Al otro día, 1 de agosto, los hijos de don Sixto se reunieron y comenzaron a buscarlo por todo lado, y en medio del desespero diseñaron volantes que repartieron por diferentes partes para dar aviso de su pérdida. Pero todo fue en vano.

El 4 de agosto el cuerpo sin vida de Sixto fue visto por residentes de la zona, quienes dieron aviso inmediato a las autoridades, las cuales se hicieron presente en el lugar y luego de haber realizado la inspección del cuerpo fue llevado a Medicina Legal, de donde avisaron a su familia días más tarde que su cadáver reposaba en una de las salas de la entidad forense.

Una versión apunta a que varios sujetos le estaban estudiando los movimientos a Sixto desde hacía varios días con el fin de robarle su camión de acarreos, y planearon un supuesto trasteo a Soacha donde al parecer, lo asfixiaron y luego lo dejaron abandonado en el humedal Neuta.

Apoyo: periódico Extra

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.