La palabra “unidad” empieza a sonar en Soacha

Miércoles 17 de mayo de 2017




Después del foro “Dialogo social y académico, Soacha emergencia social”, realizado el sábado 13 de mayo en las instalaciones del teatro Sua, distintos sectores sociales están hablando de unidad política. Si bien fue un primer ejercicio liderado por el grupo Deslinde, la apuesta es crear conciencia para que en el municipio se comience a hablar un solo lenguaje.

Con una muy buena respuesta por parte de la ciudadanía de Soacha se desarrolló este evento que contó con la participación de representantes de diferentes corrientes políticas, quienes tuvieron la oportunidad de presentar propuestas para solucionar las problemáticas del municipio.

Al evento asistieron los Senadores Jorge Enrique Robledo y Milton Rodríguez, la representante a la cámara Betty Zorro, el Diputado Julián Sánchez Perico, el concejal de Bogotá Antonio Sanguino, además, contó con la intervención de algunas de los representantes de diferentes organizaciones sociales de la sociedad Soachuna, más la colaboración de la Universidad Minuto de Dios, que presentó un apoyo en la moderación y coordinó académicamente el evento.

“Uno de los objetivos del evento fue despertar la movilización y la actividad ciudadana respecto a los graves problemas que tiene Soacha, de todos es sabido la gran deuda social del Distrito y la Nación con el municipio. Por otro lado, estuvo el propósito de organizar la bancada por Soacha, en este caso se presentaron el partido de la U, Cambio Radical, Polo Democrático y Alianza Verde, con ello no se cierra la llegada de otros sectores y así se pueda hacer presión en el Congreso para que lleguen las ayudas a las problemáticas de Soacha”, comentó Carlos Rozo, integrante de Deslinde Soacha y uno de los organizadores del evento.

Entre las ponencias presentadas se destacan las de Humberto Tarquino, quien habló a nombre de los docentes. Se refirió a la situación caótica de la educación en el municipio, al déficit de cupos registrados oficialmente, que fueron 24.000.

En el tema de transporte, María Eugenia Gallo, representante de SNT, comentó acerca de la lucha que ellos adelantan para que se logre integrar a Soacha a las zonas del SITP, pero hizo un llamado para que se tenga en cuenta a los empresarios del transporte municipal con el fin de no poner en riego el trabajo de cientos de conductores.

Por su parte, Alejandro López, docente de la Universidad Minuto de Dios, comentó sobre algunos estudios socioeconómicos que ha realizado la institución frente al municipio y su vinculación a la realidad local.

Entre las intervenciones de los panelistas, el Senador Jorge Enrique Robledo señaló que: “Los problemas de Soacha no son un producto de los soachunos, sino que son fruto de las malas políticas del Gobierno Nacional y del Distrito; sólo a través de la movilización ciudadana es posible lograr que Soacha sea tenida en cuenta en los planes de cara al pos-conflicto. En este sentido se proponen tres líneas de acción: una bancada por Soacha, movilización ciudadana y una articulación de las fuerzas políticas y sociales del municipio para sacar este territorio del ostracismo”.

Finalmente, Carlos Rozo agregó: “Si Colombia está mal, Soacha está peor, por lo tanto invitamos a todos los sectores para que nos unamos a esta gran causa, dejemos las diferencias políticas y hagamos una sola fuerza por el municipio, creo que las personas que padecemos día a día los problemas de movilidad, salud, educación, falta de trabajo, inseguridad e invasión del espacio público, debemos unirnos para que Soacha salga de esta situación”.

Fotografía: Wiston Escobar

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.