Líderes del barrio Eugenio Díaz manifiestan sentirse agredidos por Policía del municipio

Lunes 6 de noviembre de 2017, por Andrés Mauricio Reyes




Presuntos abusos policiales se presentaron durante el desarrollo de la fiesta de celebración de los 38 años de fundación del barrio. Varios habitantes del Eugenio Díaz e incluso funcionarios de la alcaldía se reunieron para participar, pero la policía llegó a sacarlos a pesar de que la actividad estaba autorizada por Secretaría de Gobierno.

Ante esta solicitud la Secretaría de Gobierno manifestó su aprobación.

El evento, organizado por los directivos de la Junta de Acción Comunal JAC, se gestionó con antelación ante la Secretaría de Gobierno municipal. Así mismo se informó sobre las características de la actividad, que se realizaría el 4 de noviembre, y se solicitó ampliación del horario hasta las 5:00 am del día siguiente y el acompañamiento de la Policía Nacional. El permiso fue aprobado por la Secretaría por tratarse de un evento de la comunidad en donde no superaría la presencia de más de cien personas. Entonces se convocó la actividad y empezó a la hora acordada.

La situación presentaba un tránsito normal, hasta las 2:30 a.m. del día 5, momento en el que un uniformado de la policía se acerca a llamar la atención y solicita, al parecer y según los participantes de la fiesta, de manera descortés y agresiva la terminación de la actividad. Ante ello, los líderes comunales se prestan a facilitar los documentos de aprobación, hecho que presuntamente molestó a la autoridad, provocando el llamado de otros agentes policiales para obligar a las personas a salir de esta actividad.

La presidenta de la JAC del barrio Eugenio Díaz, manifestó: “No estábamos haciendo nada malo y teníamos permiso para realizar el evento, estaban sólo personas de la comunidad del barrio, algunos funcionarios públicos acompañando la fiesta y adultos mayores; había aproximadamente unas 60 personas y teníamos comida, se trataba más de integración que de cualquier otra cosa, pero nos sacaron como si fuéramos delincuentes”.

Según los comunales, sobre este hecho tuvo información inmediata el Comandante Lara, quien de manera vehemente desestimó la solicitud hecha por los líderes comunitarios y se ratificó en el cierre de la actividad.

Este medio consultó al Comandante Lara frente a lo sucedido y esta fue su respuesta:

"La autorización de los establecimientos según su clasificación es de las 00:00 a las 03:00 respectivamente, en el caso del restaurante se autoriza hasta media noche. Si la Secretaría de Gobierno dio algún permiso adicional es con el concepto favorable de la Ponal y por escrito, y con ninguno contaban".

Esta molestia fue compartida en redes sociales, teniendo como respuesta la solidaridad e indignación de otros comunales. Pues al parecer los avances del trabajo alcanzados anteriormente entre líderes y habitantes con la policía han tenido un retroceso significativo. El diálogo con las comunidades se perdió, haciendo que estas se sientan desprotegidas, aseguraban algunos comentarios en redes.

Algo sí es seguro, "la Policía Nacional debe estar al servicio de la ciudadanía y no para descargar sus problemas personales o su estilo represivo con las comunidades. Vale la pena que se evalúe el hecho, para evitar situaciones similares a futuro y volver a retomar el apoyo de la institución hacia los comunales".

Fotografía calidad original. En la misma, líderes del barrio muestran el momento en que el local en donde se encontraban departiendo queda vacío porque la autoridad policial ordenó salir del lugar.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.