“Lluvia para la vida” deja huella en las familias de Sibaté

Sábado 17 de febrero de 2018




Una crónica de Yéssica Cepeda muestra la importancia de un sistema de recolección de aguas lluvias que les entregó la CAR a 50 familias de la vereda Alto Charco de Sibaté. Ahora tienen su propio acueducto legal y organizado.

JPEG - 52 KB
Acueducto-agua-lluvia-Sibaté

Son las 3 de la tarde, cae el sol y empieza a llegar lentamente el frío de la sabana a este punto de Sibaté. Pero hoy no hay excusas, ni mucho menos afán, la consigna es la importancia de “Aprovechar el agua del cielo”. Pues a partir de hoy, esa será la premisa para las 50 familias de la vereda Alto Charco de Sibaté que le dan la bienvenida a sus hogares al sistema de recolección de aguas lluvia, que les entregó la CAR. El requisito: además de ser un acueducto legal y organizado, capacitarse y asistir a los espacios que profesionales de la Corporación abrieron para ellos, con el fin de enseñarles todo acerca del agua.

Mario Medina Aguilera es un líder que tiene claro que para progresar y ser una comunidad unida y feliz, hay que pensar en grande y en el bien común. Él es el gerente del Acueducto Regional Sibaté, Soacha Granada: Aguasiso. Un acueducto que en su nombre sintetiza la unión de varios municipios, familias y necesidades del recursos hídrico. Este acueducto nació hace 22 años y ha prestado el servicio a los hogares rurales, contando siempre con la participación de sus habitantes y el apoyo de la administración municipal de Sibaté, la Gobernación y la CAR.

Este sibateño se siente orgulloso de cada paso seguro que día a día dan al interior de su comunidad, por eso asegura: “De este acueducto, hoy día, se benefician aproximadamente 10.000 usuarios prestando servicios a 18 veredas 9 de Sibaté, 6 de Granada y 3 de Soacha, por eso sumar parte de la comunidad al programa Lluvia para la Vida es un logro muy grande para nosotros, pues sabemos el compromiso de todas estas familias y comunidades".

El éxito de este acueducto, se convierte en ejemplo para algunas zonas donde la legalidad y la organización de la comunidad aun no son realidad. Por eso Don Mario tiene claro el secreto de su organización, y reflexiona: “Definitivamente el éxito para organizarse y lograr tener en las comunidades programas como este; es PENSAR EN EL BENEFICIO DE TODOS, cuando eso se tiene claro, que es para todos, que todos podemos soñar en tener el agua en nuestras casas y cuidar nuestras quebradas, ahí ya entramos ganando. Además aquí todos opinan y se les respeta la palabra; escuchar al otro también es un gran valor”.

Luego de organizarse y firmar el acta de compromiso con el uso de estos nuevos vecinos permanentes en sus casas, la comunidad esta lista. Don Mario Medina revisa la hora, son las 5 de la tarde. Ya pueden ir una a una, cada familia, por su sistema de recolección a la cancha del salón comunal de Alto Charco. La alegría y el agradecimiento en los rostros de estas familias, lo dice todo. Cae la tarde, y con ella llega la noche; en cada hogar de esta vereda ya vive una nueva forma de aprovechar el agua lluvia. Y en la cabeza del señor Medina, vive la satisfacción de contar con una comunidad comprometida y emprendedora que desde ya, es ejemplo y deja huella para otros en el municipio de Sibaté.

Por: Yessica Leandra Cepeda Villarraga
Comunicadora Social y Periodista

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.