Madre de familia agrede a docente en colegio de Soacha

Domingo 15 de octubre de 2017




La intolerancia de los padres de familia sigue en aumento y ahora los reclamos llegan hasta la agresión física, tal y como sucedió el pasado viernes en Soacha cuando la madre de un estudiante de primaria de la Institución Educativa Las Villas, sede Porvenir, exigió a gritos ser atendida y luego le causó lesiones en la cabeza a una docente.

Los hechos sucedieron el día viernes 13 de octubre en la mencionada institución educativa, ubicada en la calle 24D No 0-15E, barrio El Porvenir de Soacha. Sobre el medio día y luego de terminar una reunión con los padres de familia, se acercó la señora Diana Pilar, madre de uno de los estudiantes, quien había sido citada a las 9: 30 de la mañana; acudió para solicitar información del menor y el docente a cargo le suministró los datos académicos del estudiante. Sin embargo ella tenía una citación por procesos disciplinarios que debían ser atendidos únicamente por coordinación, asunto que fue imposible resolver ya que la señora incumplió la hora de la reunión, por tal motivo se asignó una nueva cita con el coordinador para el martes 17 de octubre.

El hecho disgustó a la madre de familia y fue cuando se produjo la agresión.

“De forma insólita la señora se descontroló exigiendo a gritos ser atendida por la docente del estudiante, y a pesar de los llamados de atención de algunos compañeros y personal de seguridad, la madre de familia se me abalanzó y me causó lesiones en la cabeza, las cuales hubieran podido ser mayores, de no ser por la intervención de quienes estaban presentes”, dijo la docente agredida.

El caso fue puesto en conocimiento de la Fiscalía, dado que las agresiones verbales o físicas contra un servidor público están tipificadas como delito en el Código Penal, Artículo 429: “El que ejerza violencia contra servidor público, por razón de sus funciones o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de su cargo, o a realizar uno contrario a sus deberes oficiales, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años”. De la misma manera estos actos acarrean sanciones con multa de $393.440, estipuladas en el Código de Policía. Sin embargo, “es lamentable que estos hechos ocurran, pues afectan la sana convivencia de la IE Las Villas sede Porvenir, que se ha destacado por su ardua labor en el sector, por rescatar valores como el respeto y la tolerancia en los niños, jóvenes y familias del municipio”, agrega la docente.

Así mismo, la afectada asegura que: “Muchas veces encontramos que las pretensiones del padre de familia son justificar las malas acciones de sus hijos, desautorizar la labor del docente, saltar las reglas y normas estipuladas en los manuales de convivencia, pero comportamientos como estos no los vamos a tolerar desde ningún punto de vista. Como comunidad educativa no podemos ceder ante unos pocos que no desean la calidad educativa en el sector público, por el contrario seguiremos firmes formando a nuestros estudiantes como ciudadanos de paz, de respeto y sobre todo responsables de sus acciones en todo el sentido de la palabra”.

La posición de la Institución Educativa es clara, teniendo en cuenta que hay disponibilidad de atención a los padres de familia, pero dentro de los horarios establecidos, porque “erróneamente algunos creen que nosotros los servidores públicos tenemos disponibilidad las 24 horas o debemos adaptarnos a sus horarios”, reitera la docente.

Entre tanto, el coordinador de la sede Porvenir, Iván De Ávila, manifestó su rechazo como directivo docente de la educación de Soacha:

“Rechazo total y absoluto a este tipo de comportamientos incoherentes de algunos padres de familia que demuestran la intolerancia que vivimos en Soacha y en el país, aquí queda evidenciado que a nivel nacional nosotros los educadores no estamos siendo respetados ni mucho menos valorados, ni por el Estado ni por los estamentos y personas que componen la sociedad como debe ser. De otra parte es de analizar la gran preocupación que tenemos todos los educadores del municipio en las instituciones educativas oficiales, puesto que es aquí donde llegan las diferentes familias de escasos recursos con una gran problemática social y somos nosotros la instancia del Estado en quien descargan su molestia frente a las políticas del gobierno nacional. Para este caso, aplicaremos con rigurosidad el acuerdo de convivencia, que es una construcción colectiva entre padres, estudiantes, docentes y directivos docentes; se escuchará a las partes y se aplicará en derecho el procedimiento a las falta tipo 3 (ley 1620 del 15 de Marzo de 2013) respetando el debido proceso”.

Por ahora el hecho queda en manos de las autoridades para que se aplique la ley de manera ejemplar y no se repitan estos hechos de agresión.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.