Más colaboración de la comunidad pide la CAR a los soachunos

Viernes 19 de enero de 2018




La entidad ha avanzado en temas de adecuación de escenarios ecológicos. Sin embargo, el problema ambiental se agudiza debido falta de conciencia ambiental de algunas personas que convierten ríos, quebradas y calles de Soacha en botaderos de basura.

“En el tema ambiental ningún esfuerzo que se haga paga la deuda que la ciudad tiene con su entorno, hay logros, pero frente al aspecto ambiental por más que se resalten siempre faltará muchísimo más”, afirmó el Director de la Car Soacha, Gonzalo Rodríguez Chía.

Bajo esta premisa el director de la entidad comentó cuáles fueron sus logros y preocupaciones durante 2017. Es importante tener en cuenta que financieramente la regional Soacha-Sibaté, no cuenta con recursos propios, estos dependen de la dirección Cundinamarca.

Periodismopublico.com: La Corporación Autónoma Regional desde Cundinamarca ha realizado acciones importantes en Soacha. ¿Cuáles fueron las más importantes durante la vigencia 2017?

Gonzalo Rodríguez Chía: Frente a las fuentes hídricas podemos ver el trabajo con relación a limpieza del río Soacha, funcionó, porque a pesar de fenómeno de la niña y lluvias fuertes se mitigaron las inundaciones. Se presentaron pero en donde la red de alcantarillado es insuficiente.

Otro elemento significativo es el empoderamiento de la comunidad en escenarios como el humedal del Neuta, la gente empezó a ir, a sensibilizarse a acompañar campañas pedagógicas, allí se han sembrado cerca de 3600 árboles lo que ha demostrado que es posible ir avanzando y la comunidad está asumiendo el lugar como un espacio propio.

Se están recuperando entornos y embelleciendo la ciudad, no podemos solo con la represión decir que cobraremos multas por dejar basuras en las calles. Los sectores sucios son propicios para aumentar la insalubridad e incluso la inseguridad, entre todos se recupera el sitio y se han entregan zonas ambientalmente más bellas para que la gente reconozca sitios más agradables. En varios lugares se han sembrado árboles y entregado parques.

La gente piensa que las matas son sólo del norte, nos merecemos espacios bellos, jardines agradables a la vista que se hacen con un sentido de cuidado al agua al disfrute de la luz. Esta labor sería más fácil si la comunidad se integra.

¿Cuál es entonces la inconformidad que se tiene con la participación de la comunidad en los procesos de recuperación ambiental?

Es muy importante la participación de la comunidad, ya tenemos el ejemplo del humedal del Neuta y de los líderes comunales y ambientales que apoyan nuestra labor. De la misma forma con el sector privado se han mostrado alianzas importantes, como es el caso de Aseo internacional con quien se realizó la identificación de puntos críticos de escombros. Es una ‘pelea constante’, nosotros recogemos 10 metros y al día siguiente la gente ha botado 20, así no se ve el avance. El problema individual del ciudadano desaparece cuando saca sus escombros y basuras a las calles, incluso caños y ríos; pero le deja un problema a la ciudad.

La casa se parece al dueño, si el dueño es limpio su casa es limpia. Otra de las frustraciones es que la gente está mandando basura al río Soacha y a los afluentes hídricos, hay camas, sofás, escombros, parece una compraventa en donde nadie reclama y nadie compra allá. Por eso las fuentes hídricas se están deteriorando.

También en las campañas de arborización, lo primero que piensan es que tal vez más adelante se escondan los ladrones detrás de los árboles y por eso no los quieren. O caso contrario, quieren que les demos el árbol, consigamos tierra, lo sembremos y también cuidemos esa planta. Lo mínimo que pedimos es que las personas nos ayuden cuidando los árboles que muchas veces conseguimos para sembrar. Si queremos ver las flores en la ciudad, debemos sembrarlas, ellas no nacen solas y el estado no es una varita mágica para solucionar todo, una buena ciudad se construye a partir de la voluntad compartida entre el estado y la comunidad, además de nuestra actitud de cuidado con lo poquito que nos dan.

Las actitudes de cuidado y respeto inician desde la educación en casa, pero también desde el sistema escolar. ¿De qué manera participan los niños y jóvenes en actividades de sensibilización ambiental?

En las comunidades se capacitaron niños para que apoyaran con el cuidado de árboles y en las instituciones educativas se formaron alrededor de 2200 jóvenes quienes realizaron su trabajo social en cuidado ambiental. Difícilmente los adultos cambiarán su concepto depredador con el medio ambiente, los chicos sí, demuestran que aman su entorno, alcanzamos con ellos a realizar algunas campañas, previamente se les enseñó siembra, cuidado de plantas, así como la importancia de los bosques y páramos.

También se realizó una labor articulada con la Policía, incluso en el Distrito se adecuó un jardín al ingreso de él. En este 2018 se espera seguir realizando nuestra labor de la mejor manera.

Espere una segunda entrega en donde el Director hablará de Minería, empresas sancionadas y otros temas importantes de la cartera ambiental.

Fotografía: Redes sociales Humedal Neuta Suacha y Gonzalo Rodríguez Chía.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.