Más de 40 años de cárcel a militares responsables de cinco casos de ’Falsos positivos de Soacha’

Martes 4 de abril de 2017




Diez veces fue dilatada la lectura del fallo contra varios militares implicados en cinco casos de asesinatos de ’Falsos positivos’. Hacia el medio día de este lunes, una protesta pacífica frente al Juzgado Primero Penal Especializado dio inicio a la condena de más de veinte uniformados responsables de estos casos.

Después de 8 horas de lectura de pruebas y el recuento escalofriante de los hechos que cegaron la vida de cinco jóvenes residentes de Soacha, quedó establecido que las víctimas fueron asesinadas y se simuló un combate para presentarlas como guerrilleros dados de baja en combate. Se comprobó además que ninguno de los cinco jóvenes hacía parte de grupos al margen de la ley o estructuras criminales.

Hay que anotar que en Soacha se presentaron entre 2007 y 2008 más de veinte casos de Falsos Positivos y la audiencia realizada el lunes 3 de abril, sólo correspondía a cinco de ellos. En otros casos ya han condenado a militares implicados y otros aún quedan por resolverse.

Durante la lectura de la sentencia de 173 páginas se demostró que los jóvenes llegaron a Ocaña, estuvieron incomunicados y encerrados todo el día y por la noche fueron llevados en moto hasta un falso retén en donde fueron entregados a militares que, dos días después, los presentaron como muertos en combate. Para esta verificación se usaron los propios testimonios de los reclutadores, quienes confirmaron que les pagaron un millón de pesos por sus labores.

No sólo se comprobó la comisión del delito de desaparición forzada, sino también de homicidio, puesto que las necropsias señalan que a los jóvenes les dispararon en múltiples ocasiones en tórax y piernas, como una ejecución extrajudicial y no como un combate con integrantes de grupos ilegales.

El despacho señaló que hubo irregularidades en la documentación que acreditaba el supuesto combate y que las actuaciones allí consignadas no eran lógicas, por la ubicación de los cuerpos, los disparos y porque la información de supuesta inteligencia apenas se había tomado el día anterior al deceso.

La juez a través de la lectura indicó que se pudo comprobar los pagos que se le hacían a los reclutadores desde Ocaña para cubrir el gasto de traslado de las potenciales víctimas, entre otras pruebas, que evidencian la responsabilidad de los militares en el delito de desaparición forzada, teniendo en cuenta además que sí sabían la identidad de los jóvenes y aún así los despojaron de sus documentos y los presentaron como NN.

Los delitos por los cuales se condenó a las 21militares fueron homicidio agravado, desaparicion forzada y concierto para delinquir. Las condenas oscilan entre 37 años de cárcel para quienes tuvieron menor responsabilidad, y los más implicados fueron condenados entre 42 y 52 años de prisión.

Los militares pretendieron acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz, pero la juez rechazó los argumentos de la defensa de los uniformados que señalaba que ella no tenía competencia para fallar el caso por la existencia de dicha Jurisdicción, dado que esta no existe todavía materialmente y que suspender los procesos actuales por este tipo de crímenes mientras la justicia especial entra a operar, sería irresponsable.

Estos son los militares implicados y condenados.

1. Teniente Coronel Gabriel de Jesús Amado
2. Mayor Henry Mauricio Blanco Barbosa
3. Sargento Medardo Ríos Díaz
4. Cabo Tercero Juan Gabriel Espinoza Restrepo
5. Cabo Segundo Richard Jojoa Bastidas
6. SLP: José González Ceballos
7. SLP Nixon Cubides Cuesta
8. SLP Kevis Jiménez Escalante
9. SLP Luis Alirio López
10. SLP Mauricio Cuniche Delgadillo
11. SLP José Fernández Ramírez
12. Cabo Manuel Zorrilla Gámez
13. SLP Ricardo Eliud Gónzalez Gómez
14. SLP Ferney Gijalba Flor
15. SLP Eider Guerrero Andrade
16. SLP Geiner Fuertes Billermo
17. SLP Pedro Hernández Malagón
18. SLP Juan Ramón Marín Ramírez
19. Sargento Segundo Janer Ediel Duque Marín
20. SLP John Anderson Díaz
21. Cabo Ricardo Coronado Martínez

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.