Más de $543 millones en recaudo por subasta de vehículos abandonados

Jueves 10 de mayo de 2018




El oferente se quedó con un lote de 76 vehículos, que permanecían abandonados en los patios de la ciudad y fueron declarados como chatarra. También se subastaron 11.400 señales de tránsito verticales y 100 motocicletas.

Bogotá necesita, con urgencia, desocupar los viejos patios que servían para disponer los vehículos inmovilizados, debido al inicio de operación del nuevo esquema de patios y grúas. Por esto, la Secretaría de Movilidad realizó la primera subasta de vehículos y señales de tránsito abandonadas y declaradas como chatarra, convirtiéndose en la primera entidad que implementa la Ley 1730 de 2014, que determina la subasta como forma de disposición de los vehículos inmovilizados con más de un año de abandono.

La primera subasta ofreció un lote de 76 vehículos, avaluado en $3’400.000 según el peritaje inicial. El lote, avaluado en su totalidad como chatarra, obtuvo 64 ofertas de cinco compradores y fue subastado a un comprador que ofreció $27’550.000. Según la Secretaría de Movilidad, el lote quedó en manos de una empresa siderúrgica que produce productos de acero a partir del reciclaje de chatarra. De esta forma, el nuevo destino de la chatarra que se obtenga de los vehículos será la construcción o la industria metalmecánica.

Durante la jornada también fueron subastadas 11.428 señales de tránsito verticales y 100 motocicletas, ofrecidas en 10 lotes de 10 unidades. En el caso de las señales de tránsito, se trata de bienes de la Secretaría de Movilidad que fueron dados de baja del inventario debido a que se encuentran inservibles. En la subasta de las señales de tránsito y las motocicletas se recibieron 2009 ofertas de 91 compradores. El total del recaudo fue de $516’100.000 por este concepto.

La subasta es la primera de varias que tiene programado el Distrito este año. Para participar, los compradores deben comprometerse a cumplir con el protocolo establecido por la Secretaría de Movilidad para la entrega de los vehículos o señales de tránsito. La primera condición es ser personas jurídicas registradas en la Cámara de Comercio, con actividades relacionadas con la fundición, la metalurgia, la siderurgia o comercializadores internacionales de chatarra que exporten para fundidoras. Otra de las condiciones, para evitar los reparos que manifestó el gremio de autopartes, es que los vehículos solo pueden ser adquiridos con fines de chatarrización o fundición, y de ninguna manera para el mercado de autopartes. Para asegurar el cumplimiento de este requisito, el comprador debe presentar un acta y todos los permisos ambientales requeridos para la disposición final de los vehículos.

Pero, además, antes de sacar los vehículos de los patios el ganador de las subastas deberá retirar las placas, borrar los guarismos y romper los bloques de motor y chasis, que se conoce como “proceso de desnaturalización”. Una vez completado este requisito, y con el acta de disposición final avalada por el Distrito, se procede al retiro del lote hacia la planta de fundición.

Con esta estrategia, amparada en la ley, la Secretaría de Movilidad busca descongestionar los predios actuales destinados para la custodia de los vehículos inmovilizados y destacó que durante todo el año realizará otras subastas, que aún no tienen fecha definida.

Fuente: Elespectador.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.