Nadie responde por la construcción del colegio de El Charquito en Soacha

Jueves 6 de septiembre de 2018




Hace más de dos años demolieron la sede del colegio Eugenio Díaz Castro, sede El Charquito, con el argumento que era una infraestructura vieja y que pronto se construiría un megacolegio que traería comodidad y calidad a los estudiantes del sector rural de Soacha. Sin embargo no han puesto el primer ladrillo y nadie responde por el futuro de más de 700 estudiantes, a pesar de existir un convenio con el Ministerio de Educación desde 2015 para construir la nueva sede.

JPEG - 70.5 KB
colegio-El-Charquito-Soacha

Las autoridades de Soacha decidieron demoler el colegio y nunca socializaron las implicaciones que ello traería, ni mucho menos los impedimentos que existían para construir la nueva infraestructura.

Una vez derribado, el actual secretario de educación, Hernán Castellanos, salió a decir que “en virtud del Plan de Ordenamiento Territorial el área donde estaba ubicada esta construcción es una zona de conservación ecológica y ambiental”, y que eso ha impedido levantar de nuevo la edificación.

Ante la situación, la comunidad de El Charquito, a través del grupo “La Esquina de Memo”, decidió emprender una Acción Popular para que la administración responda.
Hoy, ese mismo colectivo y “Soacha Pública”, emitieron un comunicado de prensa para exigir respuesta a las autoridades.

COMUNICADO DE PRENSA

Desde los diferentes sectores que defienden la educación digna de los niños y niñas de cada una de las sedes rurales de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro del municipio de Soacha, se manifiesta a los habitantes, así como a la opinión pública, que:

1. La demolición de la sede principal de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro sede Charquito generó traumatismo en los estudiantes y padres de familia, ya que este tenía un alto riesgo en su infraestructura, y la antigua administración municipal prometió un “megacolegio”, pero por temas del Plan de Ordenamiento Territorial POT y con la excusa de estar cerca al río Bogotá, evadieron la responsabilidad de construir este nuevo plantel. La antigua construcción fue demolida finalmente sin realizarle los estudios previos pertinentes. Esto fue una falsa promesa del gobierno municipal que afectó a más de 450 niños de esta zona rural.

2. No se generan alternativas ni soluciones efectivas, por ende, se interpuso una acción de Tutela ante la Administración Municipal para exigir respuestas a un tema prioritario y de inclusión social en Soacha.

3. Los colegios deben hacer sus propios bazares, porque no se sabe cuáles fueron los verdaderos motivos del desvío de los recursos económicos para las Instituciones Educativas veredales. Hoy en día, tanto padres de familia como docentes, tienen que hacer actividades comunitarias para recolectar dineros que les permitan adecuar sus instalaciones y espacios.

4. ¿Dónde están los recursos de la vereda Hungría que fueron desviados para un colegio de la zona urbana? Se utilizó el nombre de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro para solicitar dinero y luego se cambió el convenio. Más de 5.000 millones no han sido ejecutados en la zona rural. Según firma del convenio No. 1485 de 2015 se postularon los colegios para ser viabilizados y priorizados, en busca de mejores aulas para las Instituciones Educativas Eduardo Santos y Eugenio Díaz Castro sede Charquito y Hungría. La inversión de $5.556’600.000 pesos, contribuiría al programa de la jornada única y sería ejecutado y autorizado por la ley 1753 de 2015. De lo anterior no se ha ejecutado nada de lo pactado con el Ministerio de Educación.

5. Son puros actos administrativos sin ninguna repercusión real en la educación rural de Soacha. Se han radicado derechos de petición a la Secretaría de Educación, donde deben responder de manera congruente a la situación de la educación del municipio. La situación del colegio de la vereda El Charquito está en el Juzgado Administrativo de Bogotá y será la Jurisdicción Contenciosa Administrativa quien decida cómo fallar en este asunto importante. El manejo del convenio en el corregimiento uno según palabras del Secretario de Educación, Hernán Castellanos, se excluyó porque no poseía acometida de servicios públicos. No se sabe por qué se excluyó, ya que no hay un soporte formal u oficial emitido por autoridades que despeje las dudas, que no permiten generar esta especulación sobre el convenio. No fueron anexados los documentos que integran el convenio donde estos señalaban las instituciones priorizadas y viabilizadas.

No a la generación de una educación de oportunismos políticos. Al contrario, que sea una oportunidad real de progreso para la transformación a sus comunidades y a los 738 niños y niñas estudiantes del sector rural de Soacha.

6. Ante las múltiples solicitudes de respuesta y de conversación con la Secretaría de Educación, no hemos recibido respuesta alguna, aludiendo la solicitud de la comunidad y sumado a ello, las respuestas generadas en los derechos de petición presentan errores fatales de ortografía, así como fallas contundentes en la redacción, teniendo en cuenta que estos documentos son firmados y presentados por el mismo secretario de Educación Hernán Castellanos.

Cordialmente

LUIS ALFONSO AGUDELO
SOACHA PÚBLICA

JORGE RODRÍGUEZ
LA ESQUINA DE MEMO, El Charquito

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.