Niños de Soacha cambian finales de cuentos tradicionales para reducir la violencia de género

Viernes 14 de septiembre de 2018




Cerca de 100 niños y adolescentes de diferentes instituciones educativas públicas y privadas hicieron parte de la campaña Viejos Cuentos, Nuevos Finales promoviendo a través de los cuentos tradicionales los derechos de las mujeres.

Cuentos como la Bella Durmiente, el Gato con Botas, Blanca Nieves, Cenicienta y la Bella y la Bestia hoy tienen un nuevo final que promueven la equidad de género y el empoderamiento de la mujer derrotando las inequidades y estereotipos que se encuentran en los cuentos tradicionales que se leen desde la primera infancia.

Para promover desde los primeros años de vida la importancia de prevenir la violencia de género se vinculó a niños de primera infancia de jardines infantiles que a través de dibujos plasmaron como les gustaría que terminaran los cuentos, adolescentes que por medios de escritos incluyeron el empoderamiento de la mujeres y la equidad de los hombres y las mujeres en los quehaceres diarios.

Por su parte jóvenes de las instituciones educativas y de la Universidad Minuto de Dios realizaron filminutos incluyendo en sus videos mensajes que promuevan los derechos de las mujeres y la participación equitativa en acciones cotidianas.
Más de dos millones de pesos fueron invertidos para premiar con computadores y Tablet las cuatro mejores experiencias que le aportaron con sus iniciativas a la promoción de los derechos de las mujeres y la prevención de todo tipo de violencia de género partiendo de la equidad y las nuevas masculinidades.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.