No sólo en Soacha inauguran centros de atención a víctimas

Domingo 26 de noviembre de 2017




El lunes 8 de febrero de 2016 se inauguró en Soacha el Centro Regional de Atención a Víctimas del conflicto armado orientado a brindar atención a cientos de víctimas que residen en el municipio. Sin embargo su apertura causó malestar y muchos reaccionaron en contra por creer que se prestaba para seguir alimentando la llegada de desplazados a la ciudad.

Si bien el nuevo centro agrupó las víctimas en un lugar digno para su atención, los residentes de Soacha no recibieron con agrado la noticia y se insistió en que era abrirle las puertas al país para que siguiera presionando el envío de más desplazados al territorio municipal.

El centro ya completa 21 meses y diariamente siguen llegando víctimas del conflicto al municipio, a pesar de la firma de los acuerdos de La Habana.

Pero las autoridades continuaron su trabajo para agrupar a las víctimas y ahora se abrió un nuevo centro en Viotá, una obra financiada entre el Gobierno Nacional, a través de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Uariv), Cundinamarca y el municipio de Viotá, con una inversión cercana a los $1.400 millones.

“Las entidades que participamos en este proyecto, vemos con satisfacción la materialización de un espacio que traerá bienestar a la población vulnerable, para la cual se han desarrollado diferentes acciones que les permiten restablecer sus proyectos de vida y la restitución de los derechos vulnerados”, dijo el gobernador Jorge Emilio Rey Ángel.

El nuevo centro, tercero en Cundinamarca después de los ubicados en Soacha y La Palma, concentrará en un mismo lugar la oferta institucional de las entidades departamentales y nacionales con competencias en la asistencia, atención y reparación integral a las víctimas, que en este territorio registra más de 37.000 personas residentes en las provincias del Tequendama y Alto Magdalena, a quienes se garantizará atención con enfoque diferencial y apoyo psicojurídico a través de un equipo interdisciplinario.

Las víctimas en Cundinamarca

Según la Red Nacional de Información (RNI), en el primer departamento del país, habitan un total de 179.073 personas víctimas del conflicto armado interno, algunas de ellas, procedentes de otros territorios, siendo el desplazamiento forzado el hecho victimizante de mayor impacto, con un total de 163.237 personas registradas, seguido del homicidio, (15.303 víctimas), amenaza (9.711) y desaparición forzada (2.126).

El Gobierno de Cundinamarca, en cumplimiento de la ley de víctimas y el Plan de desarrollo departamental, han desarrollado proceso de reparación colectiva en los municipios de Viotá, Yacopí, La Palma, El Peñón y Topaipí, así como planes de retorno y reubicación. También se han fortalecido las mesas municipales de víctimas y los comités de justicia transicional, con asistencia técnica, acompañamiento continuo y jornadas de apoyo institucional.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.