Perimetral Oriental de Cundinamarca: ¿autopista 4G, vía de tercer orden o trocha pavimentada?

Domingo 24 de diciembre de 2017




“¿Engaño mediático, mala interpretación del colectivo social de la ciudadanía, falta de información o tergiversación de la misma…?”

La ciudadanía regional del oriente cundinamarqués, los colombianos en general, y todos los entes empresariales y gubernamentales habíamos generado unas expectativas muy alentadoras respecto al tan sonado proyecto POC. Esperábamos que este supliera las grandes deficiencias de infraestructura vial que afectan al país y a toda la región del Oriente del departamento y sus municipios involucrados (Cáqueza, Fómeque, Ubaque, Choachí, La Calera, Guasca, Gachetá, Sopó, Guatavita y Sesquilé), y que de acuerdo a los loables objetivos gubernamentales se pudiera mejorar la competitividad nacional.

Pues no fue así, nos hemos llevado la mayor decepción, no solo con ver el trazado, el diseño definitivo, sus características y las obras actuales de ejecución del proyecto: actualmente es una vía bidireccional de 6,50 metros de ancha, sin bermas, sin seguridad vial, sin iluminación, sin avisos de prevención, con miles de obstáculos a lado y lado de la vía en la zona de exclusión, sin paraderos, sin retornos, en regular o mal estado del pavimento, y su promedio de velocidad permitida es de 30 kilómetros por hora.

Con la intervención de la POB SAS va a permanecer una vía idéntica en todas las características antes mencionadas; pero de 7,30 metros de ancho, con bermas de un metro, curvas disminuidas, pavimento en buen estado, pero que solo admiten un promedio de 40 kilómetros por hora en su recorrido.

Ahora bien, las distancias a recorrer y los tiempos de recorrido parciales para un viaje desde Tunja hasta Villavicencio por esta nueva vía se muestran a continuación:

Tunja a Sesquilé, sobre la Autopista Norte, 84,5 km en 1 hora 15 minutos de recorrido.

Sesquilé a La Calera, 50 km en 1 hora 15 minutos de recorrido (a 40 km permitidos)

La Calera a Choachí, 42,6 km en una hora de recorrido (a 40 km permitidos).

Choachí a Cáqueza, 23 km en media hora (a 40 km permitidos)

Cáqueza a Villavicencio 65 km en una hora.

Total del recorrido: 265,1 km en un tiempo de 5 horas

Esta distancia a recorrer, sobre una autopista inteligente, moderna, o sea una verdadera vía 4G, debería demorar un máximo de 3 horas 30 minutos a un promedio de 70 km por hora.

¿Dónde están los ahorros de tiempo en el transporte que tanto nos vendieron las autoridades promotoras del proyecto?, ¿creen ustedes que esta nueva vía pueda ser utilizada por transporte pesado, tractomulas o camiones de 20 toneladas, si el ancho de un equipo de estos con estribos y espejos laterales alcanza casi una medida de 3,50 metros y la nueva vía máximo va a tener carriles de 3,65 metros? Ya la Asociación de Transportadores de Carga a través de sus voceros, desde el año de 2014, reclamaba vías mínimo de dos carriles en cada sentido para poder sobrepasar vehículos más pesados y lentos. ¿Qué podríamos esperar?

En un diálogo ciudadano convocado por la Contraloría General de la República el día 18 de diciembre en el Hotel Holiday Inn de Bogotá, tuvimos la oportunidad las veedurías ciudadanas de toda la región de volver a denunciar ante las veedurías regionales, la ANI, la POB SAS, las alcaldías y personerías municipales de la región, los graves hechos que han venido sucediendo en este proyecto desde la firma del contrato 002 de 2014.

Igualmente pudimos constatar de boca de representantes de la ANI y de la POB SAS las verdaderas características de la “nueva gran vía”, que pretende “mejorar la competitividad regional y nacional, disminuyendo el trayecto de recorrido del norte del país hacia el oriente en dos horas”. Qué engaño tan monumental han venido cometiendo tanto el contratante (ANI) como el contratista (Perimetral Oriental de Bogotá, POB SAS) al hacernos creer que efectivamente con este proyecto podríamos recorrer desde Tunja hasta Villavicencio en un tiempo menor de dos horas al tiempo actual.

Lo primero que aducen los Contratistas (POB SAS) es que ellos están cumpliendo absolutamente las condiciones contractuales.

Fuente: Contrato 02 de 2014, ANI – POB SAS, Perimetral Oriental de Cundinamarca, apéndice 1.

La afirmación de la POB SAS es cierta, ellos se limitan a lo contractual, que es rehabilitación y mejoramiento de lo actual, pues bien el doctor Luis Fernando Andrade, exdirector de la ANI, con su mensaje mediático a mediados del año 2014 en el periódico El Tiempo decía algo muy diferente: “La nueva carretera será ampliada para convertirse en una doble calzada que conectará Boyacá y Meta atravesando Cundinamarca”. Cuando manifiestaba lo anterior, entre muchas otras declaraciones similares, nos alegró el espíritu.

Igualmente, en Wikipedia leíamos que: “Las vías 4G, también llamadas carreteras 4G, y formalmente cuarta generación (4G) de concesiones viales de Colombia, es un programa de infraestructura vial en Colombia que plantea la construcción y operación en concesión de más de 8,000 km de carreteras, incluyendo 1,370 km de doble calzadas, y 159 túneles, en más de 40 nuevas concesiones. Su objetivo principal es mejorar la competitividad del país, disminuyendo el costo y tiempos de transporte de personas y, en especial, de carga, desde los puntos de manufactura hasta los puertos de exportación.​ A octubre de 2015, se han estructurado tres ‘olas’ de contratos de las vías 4G”.

Sin embargo, el día 18 de diciembre, el Dr. Kenry Rueda, funcionario de la ANI, nos reventó el globo soñador, nos bajó de la nube donde andábamos. Nos dio un duro aterrizaje explicando claramente que la denominación de 4G para este proyecto no tiene absolutamente nada que ver con su calidad, seguridad, diseño y menos su funcionalidad, sino que 4G era una mera denominación por la época en que así fue contratada. Los contratos de 4G se firmaron en el año de 2014 y exactamente a eso se refiere la denominación de 4G de la POC, ¿entonces el Dr. Andrade mintió o no sabía cómo era la vía?

Como vecinos y usuarios del proyecto seguíamos soñando y creíamos que la imagen con la que se nos vendió la POC por altos directivos del era cierta y verdadera y que más bien el Dr. Rueda estaba confundido. No obstante, revisando todas las características del proyecto, sus condiciones y demás aspectos, se muestra que Rueda tiene razón, esta obra no es de 4G. Simplemente se van a realizar mejoramientos en el trazado y en la sección transversal de la vía, en otras partes simplemente rehabilitación. Solo existe un pequeño trazado de nueva construcción de una variante de 4,85 km en Choachí y un aislamiento de vía de 15 metros, como máximo, a cada lado del eje central, que se va a conservar en dos carriles, bidireccional, y que su ampliación en el mejor de los casos solo alcanza los 80 centímetros.

Nos asalta simplemente una gran duda en este caso: si el costo de construcción de las nuevas vías en la comunidad económica europea no alcanza ni el medio millón de dólares, en Latinoamérica promedia el millón doscientos mil dólares por kilómetro nuevo construido (con condiciones de terrenos y topografías similares a la nuestra), ¿por qué una obra de simple mejoramiento de trazado y sección transversal, en algunos casos de rehabilitación como es el tramo de La Calera a Choachí y con solo un mínimo nuevo trazado para una variante en Choachí de tan solo 4,85 kilómetros, su costo por kilómetro rehabilitado o mejorado en su trazado y sección transversal sube a $2,7 millones de dólares por kilómetro, duplicando los costos latinos y quintuplicando los valores de Europa?, ¿quién controla esos valores en las licitaciones otorgadas?, ¿será que obtuvieron el record Guinness de la contratación más costosa por kilómetro en el mundo?

¿Engaño mediático, mala interpretación del colectivo social de la ciudadanía, falta de información o tergiversación de la misma, mala fe de directivos o simplemente una confusión generalizada del proyecto? No sabemos qué sucedió, lo único cierto es que tenemos Perimetral Oriental de Cundinamarca simplemente como una obra de pavimentación de unas trochas intermunicipales (que ya existían además) entre nuestros municipios involucrados, causando graves daños sociales, de bienestar de la comunidad, al patrimonio de los dueños de predios y con graves perjuicios de nuestro medio ambiente regional. Al final, también es absurdo que a pesar de todas sus características, esta vía de tercer orden va a tener cinco casetas de peajes. ¿Que viva el desarrollo?

Fuente: Las 2 orillas

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.