Piezas precolombinas representan el lujo de hace 2.500 años

Viernes 2 de marzo de 2018




De Perú a México, pasando por Colombia, el Museo Metropolitano de Nueva York muestra un recorrido a través de la visión precolombina del lujo.

Las 300 piezas, que serán exhibidas hasta el 28 de mayo, sobrevivieron a los saqueos de los conquistadores españoles, que fundían el oro o la plata que robaban para transformarla en lingotes.

“La mayoría de los sitios fueron destruidos”, recuerda Joanne Pillsbury, responsable de arte americano en el Met.

Para reconstruir este recorrido, que comienza en Perú en torno al 1200 antes de Cristo y termina en México tras la llegada de Hernán Cortés durante la primera mitad del siglo XVI, hubo que convencer a 52 instituciones de 12 países para que prestaran las obras.

Algunas piezas son de una fineza extrema, como una orejera de oro y turquesa de la cultura mochica con un guerrero en relieve, con minúsculos accesorios removibles.

Estas coronas, brazaletes, pendientes y ornamentos en oro eran vestidos tanto por hombres como por mujeres, explica Pillsbury.

Esto fue confirmado por el descubrimiento en 2006 de una momia de mujer cubierta de joyas y ornamentos en el sitio de Huaca Cao Viejo, en el norte de Perú, ejemplo de la cultura mochica, una de las más antiguas de América.

Si bien el oro era reverenciado por estos pueblos, que le otorgaban poderes sobrenaturales, no siempre fue el material más codiciado de la era precolombina. Como muestran varios objetos de la exposición, el jade fue una opción durante largo tiempo, pero su dureza extrema y su brillo inferior le hicieron perder terreno.

Las plumas de pájaros eran preciadas en el arte precolombino y, más allá, como demuestra La misa de San Gregorio, “es un ejemplo del mestizaje cultural y técnico” que mezcla la iconografía bíblica, plumas y motivos aztecas, explica Fabien Ferrer-Joly, conservador del museo de los Jacobinos, quien prestó la obra.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.