Plomo, el metal contaminante de Soacha

Martes 26 de septiembre de 2017




Desde hace aproximadamente 20 años se viene presentando una grave problemática ambiental en Soacha: la contaminación a causa del uso del plomo, que fue inicialmente originada por la presencia del metal en las estaciones de gasolina y por la fabricación de pintura hecha a base del mismo.

Según la Secretaría de Salud de Soacha, el tipo de industria del cual se derivan los mayores índices de contaminación por el plomo proviene de empresas generadoras de baterías o restauración de estas para vehículos y empresas de fundición, donde utilizan el elemento para la realización de lingotes metálicos.

Liliana Medina, ingeniera química de la Secretaría de Salud, indicó que “en el municipio el índice del plomo excedió la cifra mínima permitida, que son cuatrocientas partes por millón y que mayormente se ubica en Cazucá, Altos de la Florida y Santa Ana, debido a las empresas que allí se encuentran”.

Los agentes encargados de vigilar y verificar cuál es la actual situación del plomo son la Secretaría de Salud y la Corporación Autónoma Regional (CAR). Además de ello, personas encargadas de gestión del riesgo y equipo de epidemiología cuando realizan los análisis de laboratorio para identificar índices de plomo en la sangre.

La ingeniera recomienda que si se va a manipular el metal, sea en condiciones óptimas para brindar seguridad a la salud humana y causar el mínimo daño al medio ambiente, empleando bajos niveles del elemento químico. Por otra parte, asegura que para disminuir la presencia de plomo, no solo en el municipio sino en el país, se deben hacer planes masivos de difusión y comunicación del riesgo a toda la población, y a los establecimientos que lo utilizan para así concienciar de las consecuencias que ello implica.

Nataly Mora

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.