Presunto intento de suicidio de una patrullera en Soacha prende las alarmas en la Policía

Miércoles 24 de mayo de 2017




Aún es confuso el hecho que protagonizó la patrullera Laura Valentina Talero Martínez, quien resultó herida dentro de un CAI móvil que estaba ubicado en el sector de Hogares Soacha. Algunos dicen que fue un intento de suicidio o por la sobrecarga laboral de los uniformados, mientras que la institución guarda prudencia hasta que el caso se esclarezca.

Según sus compañeros, la patrullera se habría disparado por sobre carga laboral, que se traduce en la obligación de producir capturas, incluso uno de los uniformados aseguró que sus superiores les exigen un número determinado de capturados por día, y que de no cumplirse la orden les, les quitan sus días de descanso, por lo que deciden capturar a cualquier persona, sin importar si es un inocente.

“Le exigen a uno llevar tres, cuatro, cinco por patrulla, entonces es algo complejo porque a uno le toca buscar a la primera persona que ve para trasladarlo y cumplir las órdenes impartidas”, dijo el policía denunciante.

Por su parte, el director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, dijo que un equipo de investigadores encabezado por un general va a hacer “una investigación muy puntual” para verificar todas las informaciones. En cuanto a lo sucedido, señaló que “pudo ser un accidente” o “una afectación personal de ella”.

"He dispuesto una investigación muy puntual. Se va a desplazar un general con un equipo de investigación para verificar todas las informaciones que están saliendo al respeto. Y el interés de la institución es solucionar esos inconvenientes para verificar cuál es la información real", añadió Nieto.

Así mismo, el coronel Edwin Chavarro, comandante de la Policía Cundinamarca, sostuvo: “Se ordenaron las investigaciones correspondientes para evaluar si la manipulación fue un accidente o si ella misma se pretendía agredir”.

Laura Valentina Talero Martínez, de 19 años, llevaba 2 meses en la institución y ahora permanece en observación en el hospital de la Policía. La joven aparentemente se disparó con el arma de dotación, al parecer, por presión laboral, mientras prestaba servicio en un CAI Móvil del sector de Hogares, en ese municipio del sur de Bogotá.

Sin embargo, más allá de los resultados de la investigación que establezca plenamente qué le ocurrió a la patrullera Talero, llama la atención que el hecho haya sido una ocasión para que otros uniformados hagan visibles los problemas de la institución.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.