¿Qué pasa con la identidad en Suacha?

Martes 18 de julio de 2017, por Julio César Guasca




El debate de la identidad suachuna se viene dando desde hace varios años, políticos, líderes comunales y ciudadanos que nos hemos cuestionado por este aspecto desde diferentes enfoques, hemos tratando de responder, o por lo menos plantear reflexiones sobre ¿Qué es ser suachuno? ¿Cuál es la identidad suachuna? y en síntesis ¿Qué nos identifica? Dichas preguntas no se responden tácitamente, sino que por el contrario requieren de un profundo discernimiento.

En ese sentido, se habla de rescatar la identidad suachuna, pero el asunto complejo es saber ¿Qué se debe rescatar? Algunos dicen “hay que rescatar el sentido de pertenencia” otros “hay que rescatar la historia” como si se tratara de liberar a un preso para resolver de tal forma el problema, pero creo yo que no se trata únicamente de rescatar, (me perdonan por tanto ahínco en el término) mejor sería hacer memoria, reconstruir el pasado, eso tal vez sería tarea más difícil que la de rescatar. Cabe mencionar que se han iniciado algunas loables acciones para tal propósito; grupos en Facebook, pequeños foros y talleres organizados por la alcaldía (haciendo énfasis en lo pequeño), filmes o cortometrajes realizados por colectivos y estudiantes. En consonancia el balance puede ser positivo, pero ¿esto es suficiente? Aquí lamentablemente debo decir que no.

No, no es suficiente porque en lo que respecta a la historia lo mucho que se ha investigado, escrito o descubierto sobre Suacha resulta ser abrumador, por el contrario dichos aspectos poco han sido difundidos. Por ejemplo, pensar que en este territorio habitaron los primeros seres humanos que hicieron presencia en la región del altiplano cundiboyacense resulta bastante interesante, pero poco se habla en nuestra historia sobre este hecho, si es que se habla aquí de nuestra historia. Así mismo, poco se menciona sobre la compleja y larga línea de estudios e investigaciones arqueológicas y de historia prehispánica suscitados a partir de los innumerables hallazgos encontrados a lo largo y ancho del municipio. Lo anterior sólo para referirse al tema histórico.

Ahora el tema de la identidad claramente se debe ligar a las potencialidades ambientales y geográficas con las que cuenta Suacha; bosques de niebla, páramo, humedales, extensas zonas dedicadas a actividades agrícolas, que en algún momento fueron el renglón principal de la economía municipal. Por lo tanto, pese a las iniciativas creo que falta mucho por investigar, que indagar a este inmenso territorio en lo geográfico, histórico y ambiental y que evidentemente se también liga a lo identitario.

Ahora desde la perspectiva cultural el camino es largo; la identidad suachuna ha cambiado, otrora sospecho muy ligada a prácticas campesinas con ciertos remanentes indígenas, poco a poco esa identidad fue mutando a una más diversa con relación a los nuevos habitantes que por múltiples factores se asentaron aquí, en especial desde los años setenta, desde ese factor nuestra identidad local en términos culturales se ha enriquecido; chocoanos, boyacenses, tolimenses, guajiros, paisas, santandereanos, nariñenses, caqueteños y huilenses viven aquí, y puedo asegurar que por la cantidad de años que llevan habitando en este municipio se sienten igual de Suachunos como los propios “raizales” (término incorrecto al referirse al que ha nacido aquí, ya que raizal hace alusión a los nacidos en San Andrés islas).

Entonces con este variopinto de posibilidades ¿será que hablar de identidad suachuna es cosa fácil? creo que no, aunque eso no quiere decir que el debate se deba quedar pausado, o que las iniciativas que tengan como centro de interés la identidad deban dejarse dada la supuesta imposibilidad por la amplitud del tema, todo lo contrario; Suacha se está convirtiendo en un municipio con un gran potencial para los estudios sociales, así que la invitación que extiendo es que se amplíen los espacios de dialogo, que se sigan elaborando más investigaciones, que no pensemos en hablar de suacha exclusivamente para los que nacieron aquí, sino que se incluya en el diálogo al nuevo habitante para que se le exhorte a conocer sobre la historia, cultura, tradiciones y geografía de este municipio, y porque no, para que nos comparta algo de su cultura originaria.

Finalmente, de manera enunciativa dejo otro planteamiento, el tema de la identidad no se puede tocar sin el ámbito del patrimonio, entonces ¿Cuáles son los lugares o aquellas prácticas patrimoniales que también deben rememorarse junto al sentido de identidad? Bueno, se podrían mencionar gran cantidad de cosas ligadas a diferentes momentos de nuestra historia con relación a dichos temas, y en consecuencia ¿a quienes debería interesar el tema de lo identitario y patrimonial? Yo creería que a todos los que tenemos el privilegio de vivir en Suacha, sin embargo, las estrategias para conseguir resolver esa pregunta de manera práctica todavía están por plantearse, pero creo que las iniciativas tendrían que estar orientadas desde un enfoque educativo que incluya al grueso de la comunidad y no a una parte de ella.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.