Aumentan quejas por mal estado en la vía a Choachí

Domingo 12 de marzo de 2017




La vía presenta una berma angosta y escasos pasos peatonales en algunos puntos.

Las ondulaciones en la vía Bogotá-Choachí son conocidas por aquellos ciudadanos que a diario transitan por este corredor, que en un tramo presenta fallas geológicas.

Algunos ya memorizaron en qué puntos hay huecos y cómo deben esquivarlos, mientras que otros conductores, que no han transitado por este camino, se sorprenden al ver los cráteres que se presentan, y que exigen de maniobras para evadirlos.

Este es el panorama del corredor vial que permite llegar de la capital a Choachí, un municipio en donde habitan cerca de 10.729 personas, según las proyecciones hechas por la Secretaría de Planeación de Cundinamarca.

Esta población alberga importantes espacios turísticos para el oriente del departamento, como la cascada la Chorrera o los termales de Santa Mónica.

En uno de los tramos que presentan más ondulaciones y baches hay fallas geológicas del terreno, sin embargo, sorprende que la señalización instalada para advertir de esta situación a los conductores se encuentra cubierta de plantas.

El crecimiento de la vegetación en algunas zonas impide el paso peatonal por un costado de la carretera, lo cual obliga a algunos caminantes a transitar por el carril de los vehículos.

La vía es de carácter nacional y tiene una extensión de 38 kilómetros, por lo que su intervención les corresponde a la Nación, en un tramo, y al Distrito, en los límites de la ciudad.

Por allí se proyectó la vía Perimetral de Oriente, y la Agencia Nacional de Infraestructura ya está interviniendo el límite con Choachí, en donde el panorama ya cambió. También se realizaron obras para estabilizar el terreno.

Fuente: Eltiempo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.