Soacha ha contribuido a la solución de viviendas VIS y VIP de Bogotá

Lunes 17 de septiembre de 2018




Aunque son territorios independientes desde el punto de vista legal, la apuesta de las constructoras con el apoyo del Estado para hacer tanta vivienda en Soacha no es gratis. Según el vigésimo informe de ‘Calidad de vida’ del programa Bogotá Cómo Vamos, que se dará a conocer este miércoles, el 86 % de viviendas VIS y VIP de la capital se han construido en el sur y occidente, y muchas de ellas en este municipio cundinamarqués.

JPEG - 43.7 KB
vivienda-VIS-soacha

Dice el informe que Bogotá sigue siendo una ciudad con mayoría de arrendatarios (en promedio, solo el 45 por ciento es propietario), pero el impulso de construcción de la vivienda de interés social y prioritario ha hecho que en el occidente, los dueños de vivienda superen el promedio de la ciudad, con el 58 por ciento.

Esa es una de las conclusiones del capítulo de Hábitat, el cual señala que la reactivación de los planes parciales ha ayudado a reducir el déficit de vivienda en la ciudad.

El documento reúne datos de las entidades del Distrito y los contrasta con otros que se han recogido en la Encuesta de Percepción Ciudadana del mismo programa.

Ese cruce de datos muestra, por ejemplo, que el occidente de Bogotá está liderando las cifras de tenencia de vivienda porque tanto allí como en el sur de la ciudad se han concentrado los planes parciales para el desarrollo de vivienda de interés social (VIS) y de interés prioritario (VIP) entre el 2010 y el 2017, según el informe.

Y uno de esos sitios donde se ha concentrado la construcción masiva de vivienda VIS y VIP es el municipio de Soacha: Ciudad Verde, Maiporé, Hogares Soacha y Parque Campestre, entre otros. No es secreto decir que el interés del Distrito y de la misma nación es inundar de vivienda al municipio, teniendo en cuenta que el suelo urbanizable de Bogotá es muy poco y se requiere solucionar el problema de vivienda a miles de familias pobres de la capital y del país.

Si bien la administración del alcalde Enrique Peñalosa propuso en su Plan de Desarrollo gestionar 80 hectáreas para el desarrollo de vivienda VIS y VIP, con capacidad para 40.000 unidades, a la fecha sólo se han conseguido 36,98 hectáreas, por eso se le apunta a municipios vecinos.

En localidades como Fontibón se han gestionado en los últimos años 7,18 hectáreas para el desarrollo de proyectos de vivienda, mientras que Usme es la zona de la capital que más ha concentrado la gestión del suelo, con 18,75 hectáreas.
De otro lado, las viviendas que no son de interés social se han concentrado en dos zonas, principalmente en el norte de la ciudad (86.468 unidades) y en el occidente (55.300)

Con acciones como esta se busca reducir el déficit cuantitativo de viviendas, que pasó de 133.538 unidades en el 2014 a 90.124 en el 2017, de acuerdo con la Encuesta Multipropósito de Bogotá (EMB) realizada por el Dane, cuyos datos analizó el programa Cómo Vamos. Además, “la vivienda en arriendo es mayor en las zonas sur oriente y sur occidente, pero también empieza a predominar en las zonas norte y centro de la ciudad”, dice el estudio.

El programa Bogotá Cómo Vamos, que realiza un monitoreo ciudadano a la ejecución del Plan de Desarrollo en la capital, entregará este miércoles, 19 de septiembre, el vigésimo informe de ‘Calidad de vida’. Este documento reúne el análisis de las cifras de gestión pública y su impacto en la ciudadanía en diversas áreas.

La presentación completa se hará entre las 7:30 de la mañana y las 12 del mediodía. La cita es en el auditorio Pablo VI de la Universidad Javeriana (carrera 7 N.º 40-90). El evento es abierto al público, pero se requiere inscripción previa.

Apoyo: Cámara de Comercio, eltiempo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.