Soacha vibró con ‘Las Doncellas de Hierro'

Soacha vibró con ‘Las Doncellas de Hierro’

Domingo 11 de marzo de 2012




Una descarga de los mejores clásicos del Heavy Metal británico, despertó la euforia de decenas de rockeros que en la noche del viernes corearon una a una las canciones interpretadas por ‘The Iron Maidens’, agrupación que estuvo de visita en Soacha como parte de la gira que realiza por diferentes ciudades del país.

Minutos antes de la media noche, el número de la bestia empezó a avisar de la llegada del fantasma de la opera, que en el vuelo de Ícaro llegó al escenario de Kaoz Bar para deleitar a los fanáticos, quienes como el soldado esperaron pacientemente hasta ver a las doncellas iniciando el anhelado espectáculo.

Eran las 11:45pm, el fragmento de un discurso de Winston Churchill hizo la antesala a la primera ronda de música, donde se escucharon canciones como Aces High, The Evil That Men Do, Wasted Years, The Trooper, The Number of the Beast y otros ‘himnos’ de la legendaria banda Iron Maiden.

Por supuesto, y como se acostumbra en los espectáculos de los ‘Maidens’, la mascota de la banda ‘Eddie’ también estuvo presente en la noche de rock, al igual que las banderas del Reino Unido y Colombia, para simbolizar el vínculo que hay entre las dos naciones a través de la música y la pasión por el Heavy Metal.

El tiempo pasaba, el público se sumergía en un mar de sonidos de guitarra, bajo, batería y la voz de Kirsten Rosenberg, que evocó a su par Bruce Dickinson en conciertos memorables como ‘Live After Death’, y sin necesidad de ir tan lejos, el realizado hace poco más de tres años en el Parque Simón Bolívar de Bogotá.

Phantom of the Opera, Hallowed be thy Name y Run to the Hills, fueron las canciones que cerraron una inolvidable noche, en la que Soacha fue el epicentro de una locura colectiva propiciada por Las Doncellas de Hierro. No se podía excluir de este histórico momento para la cultura rock de Soacha a Kaoz Bar y a Arkalon’s, los responsables de haber traído a estas rudas mujeres rockeras al municipio.

El espectáculo terminó hacia la 01:15 de la madrugada del sábado, los amantes del Heavy Metal descansaron después de mucha euforia y adrenalina, un estado que se asemeja a una ‘Vida después de la muerte’.

Desde ya los rockeros de Soacha se preparan para vivir otra descarga de buena música, pues el próximo 18 de marzo Kilcrops será la banda encargada de dar otra ‘dosis’ de Metal al público soachuno, que nuevamente será patrocinada por Kaoz Bar y Arkalon’s.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios no reflejan la opinión de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.