Solicitan reforma al Sistema General de Regalías

Viernes 4 de mayo de 2018




La Contraloría General publicó un informe en donde asegura que hay un alto riesgo de corrupción en el Sistema General de Regalías y una poca ejecución, además criticó a los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD) que fueron impulsados por el Gobierno.

Según el organismo de control “el alto riesgo de corrupción del sistema se evidencia en los resultados de las auditorías de la Contraloría, que entre 2012 y 2017 arrojaron hallazgos con presunta incidencia fiscal por cerca de $840 mil millones, donde el 40% corresponde a obras inconclusas”.

Y agrega que los “recursos de regalías se han fragmentado en proyectos de bajo impacto. Más de 12 mil proyectos aprobados entre 2015 y 2017 - por un valor total de $30,5 billones, y un promedio por proyecto de $2,5 millones - constituyen un indicador crítico de atomización. Mientras temas prioritarios como agua potable y saneamiento básico, vías terciarias, infraestructura educativa y de salud y construcción de vivienda, son relegados, más de 2 mil proyectos se dirigen a la construcción de distintos escenarios deportivos, culturales o institucionales, destinándoles cerca de tres billones de pesos”.

Según el Contralor, el Sistema General de Regalías entregó en la práctica una chequera en blanco a las Entidades Territoriales, permitiendo que los recursos deriven fácilmente hacia la esfera del clientelismo y la corrupción. Así mismo agregó que el Departamento Nacional de Planeación “adelanta una amplia gama de tareas operativas y procedimentales que cubren todas las etapas de la gestión de proyectos, convirtiéndose en juez y parte del Sistema de Regalías”.

El jefe del organismo de control, Edgardo Maya Villazón, cuestionó el mecanismo del OCAD para distribuir los recursos de las regalías, según dijo “no ha cumplido la función primordial que le asignó la Constitución: ser un espacio de discusión sobre las iniciativas a financiar con los recursos de regalías y priorizar las inversiones; en cambio, los excesivos trámites han traído mayores traumatismos a los entes territoriales contribuyendo a la lentitud de la ejecución de los recursos”.

Y agregó que los problemas que tenía el sistema general de regalías en el 2011, cuando se hizo la reforma, continúan “sigue vigente: la dispersión de los recursos, que va de la mano con la financiación de muchos proyectos poco pertinentes; la lentitud en la ejecución; los problemas de corrupción, y las debilidades institucionales de muchos de los entes territoriales, que siguen provocando despilfarro y mal uso de las regalías”.

Por último, el contralor aseguró que hay una altísima dispersión en la inversión de recursos de ciencia y tecnología “con el elevado riesgo de corrupción que esto conlleva, como sucedió en el departamento de Córdoba, donde se dio lo que la Contraloría llamó en su momento una feria de proyectos de ciencia y tecnología” que generó hallazgos fiscales por $29 mil millones.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.