Taxis VIP rodarán por las calles de Bogotá

Miércoles 4 de octubre de 2017




En sus laterales los taxis tendrán franjas negras a cuadros para lograr su identificación.

A un paso de tener taxis con factor calidad se encuentra Bogotá. Únicamente faltaría la firma del alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, al decreto 456 que da vía libre a la entrada de estos vehículos y al aumento de tarifas en el servicio de taxis en la ciudad.

Según Jaime Valero, gerente comercial de Tax Express, la compañía tiene listos los cerca de 1.500 vehículos con más de 1.000 taxistas preparados en el Sena para atender de la mejor manera a los usuarios de taxi, “tenemos estos vehículos, que cumplen con unos requerimientos técnicos, por ejemplo no pueden tener más de 3 años y si cumple los 5 años de vigencia ya pasaría al sistema básico de taxis”.

Así mismo, Valero indicó que los taxis tendrán sistema de frenos ABS, Airbags, sistema tecnológico, tablets que permitirán hacer la conexión con los usuarios, módulo de silletería de 750 milímetros por pasajero, espacio para cinco personas y baúl amplio. “Se reconocerán por unos distintivos para su fácil identificación”, aseguró.

Además, indicó que el pago de los taxis no solo se podrá hacer con efectivo sino también con tarjeta de crédito.

El aumento en los precios podría variar en aproximadamente un 10 por ciento. Es decir, en el taxi básico la unidad costará 87 pesos y en el taxi con factor de calidad 96 pesos. “El aumento en las tarifas no solo estará determinado por el mejoramiento en calidad en los vehículos, sino también ante un posible cobro por congestión que está tramitando la Administración Distrital”, puntualizó Valero.

Fuente: Lafm.com.co

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.