Una paradoja en Soacha

Lunes 18 de abril de 2011, por William Marlon López Silva




Curioseando el escenario político de nuestro municipio, y a medida que se cumplen los plazos del calendario electoral, encontramos cómo diligentemente aparecen en la escena política de Soacha, los nombres de quienes desean ser los actores principales en lo que será la próxima contienda electoral.

Por otro lado se observa como un gran grupo de ciudadanos, ni por enterado se da de tan importante cuestión, pues con el devenir de sus asuntos personales, se encuentra de frente con los problemas aún no resueltos por las promesas de ayer, en cabeza de quienes hoy detentan en sus manos la toma de decisiones; es así que todos seguimos luchando por ejemplo con el recurrente tema de la movilidad y su panacea Transmilenio, esto por señalar uno solo de los muchos problemas que aún nos aquejan y soluciones anunciadas que no se concretan, esto para no detenernos en la inseguridad, mala calidad de la educación, del servicio de salud etc etc…

La paradoja que hoy les propongo, está a la vista de todos, pues es de público conocimiento que los Secretarios de Despacho fueron delegados para suscribir compromisos contractuales en nombre del Municipio de Soacha y por eso firman contratos públicos con los ciudadanos que en nombre propio o de las empresas que representan, adelantan algunas obras publicas, que responden o deberían responder a esas promesas de solución.

Pues bien, en el escenario político de Soacha se da la paradoja de que, por el Partido Liberal, el anterior Secretario de Infraestructura, Valorización y Servicios Públicos de Soacha, Señor PASTOR HUMBERTO BORDA GARCIA, quien en nombre del Municipio de Soacha suscribiera contratos de obra pública, hoy en su calidad de precandidato y posible candidato por el Partido Liberal, muy probablemente se enfrentara en la contienda electoral, con el hoy precandidato y posible candidato del Partido Conservador, Señor MILTON EDUARDO RIVERA RINCON, representante de la UNION TEMPORAL OBRAS SOACHA 2009, quien ha ejecutado y hoy por hoy adelanta obras públicas en diferentes frentes de obra del Municipio de Soacha, y como en el eslogan oficial “Obras no palabras”. Por esa razón como ciudadanos disputarán cada uno de ellos el favor popular, presentando las realizaciones de su gestión ante nosotros los ciudadanos electores y contribuyentes del erario público de Soacha, entre otras la indiscutible fuente de los recursos económicos con los cuales se financian y pagan las mencionadas obras, que más bien que mal, nos deben entregar.

Gran dilema, quién merece más nuestro favor, si quien en nombre del Gobierno Municipal estuvo al frente del proceso de selección contractual, o quién participó en dicho proceso y resulto adjudicatario del contrato?.

El proceso eleccionario al final en las urnas, dará la respuesta.

Por eso si mientras llegan las nuevas y remozadas promesas de los nuevos candidatos, continuaremos en el devenir de nuestros asuntos personales, encontrándonos con los problemas sin resolver por la movilidad, la inseguridad, mala calidad de la educación, del servicio de salud etc etc…