Vía Indumil de Soacha: inseguridad, deterioro y caos vehicular

Martes 6 de junio de 2017




La vía Indumil ha sido centro de críticas por parte de habitantes y transeúntes del sector, quienes dan a conocer su preocupación e inconformismo por la situación en la que ahora se encuentra una de las conexiones vales más importantes del municipio. El caos en la movilidad y la inseguridad son una constante.

Problemáticas como la escasa iluminación, inseguridad y el deteriorado estado de la malla vial, son factores que se unen y convierten en un caos la movilidad de la zona. Inicialmente la falta de luminarias es blanco de quejas de la comunidad, ya que sólo están instaladas a un costado de la vía, lo que se presta para que en horas de la noche los delincuentes actúen.

Quienes conocen la problemática son habitantes y trabajadores de la zona; el señor Juan, habitante de Parque Campestre comentó: “Ahora en la vía indumil, entre Hogares Soacha y el Silo son sólo huecos; desde hace como 4 o 6 meses para ir al parque principal uno se gasta 25 minutos o media hora, en las noches puede gastarse hasta una hora. Otro problema es la inseguridad, hay menores tomando y consumiendo afuera de los conjuntos, hasta los vigilantes les tienen pavor y uno llama a la policía pero nunca viene, recibe unas respuestas en ocasiones terribles”.

El sector posee un tránsito constante de vehículos y peatones, quienes se ven afectados por los problemas de movilidad en la zona, ya que tienen que arriesgarse a cruzar la vía a falta de señales de tránsito adecuadas que permitan su paso, por otro lado los conductores desgastan sus vehículos y en horas pico se ven atrapados en embotellamientos; Héctor Jaramillo, quien trabaja en el sector, comentó: “Hay mucho hueco, la calle está muy mal, yo creo que es porque es muy angosta y pasa mucho carro; se crean muchos trancones y más aún en horas pico, además que los accidentes se dan prácticamente todos los días”.

Como medida para mitigar el daño en los vehículos, algunas personas han optado por depositar escombros, pero estos a su vez desgastan más el asfalto; también se ubican paleteros que buscan regular el tráfico y mejorar la movilidad; estas medidas no son suficientes ante la dimensión de la problemática. Otro detalle es que la vía se encuentra concesionada y el municipio no posee jurisdicción en la misma, por lo tanto pasa a ser tema de la concesión que la opera.

Antonio Hernández, quien trabaja en la zona, comentó: “La vía está en grave estado, todo destapado y muy reducida. En horas de la tarde la luz es muy escasa porque está sólo en un costado. Sería bueno que se pongan la mano en el corazón o como se dice popularmente, ‘que se pongan la mano en el considere´, y miren cómo está la vía, no hay por donde andar y cuando llueve es peor”.

De Hogares Soacha, Torrentes y Parque Campestre se moviliza una gran cantidad de estudiantes y personas que se dirigen a sus lugares de trabajo, quienes se arriesgan a ser víctimas de accidentes en la zona. En la vía suceden desde pequeños accidentes hasta graves choques que causan grandes trancones, son aspectos que en suma son motivo para que la comunidad solicite a los entes competentes una pronta intervención.

Por: Steffany K. Rodríguez Jiménez

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.