Vikingos llegaron a América mucho antes que Colón

Viernes 20 de abril de 2018




Guiados por el extraño reflejo de unas piedras de cristal, los vikingos habrían llegado por error a lo que hoy es Canadá. Y lo hicieron mucho antes que Cristóbal Colón.

Los navegantes se dirigían a Groenlandia, terminando en el norte de América.

Un nuevo estudio sugiere que las llamadas gemas de sol, cristales de minerales translúcidos como el espato de Islandia, que separan la luz que pasan por ellas, habrían sido exitosas como dispositivos para la navegación, revelando la posición del Sol en días nublados, algo común en el Atlántico norte.

En ese entonces no conocían la brújula.

Las observaciones con los cristales puede haberles ayudado a tomar curso al oeste de Noruega a Groenlandia, asentamiento de pueblos vikingos luego del siglo 10, de acuerdo con Dénes Száz, físico óptico en Eötvös Loránd University en Budapest, Hungría, autor del nuevo estudio.

Las simulaciones de computador mostraron que los navegantes vikingos que hacían observaciones de la posición del Sol al menos una vez cada 3 horas tenían muchos chances de llegar a la costa de Groenlandia.

Pero aquellos que lo observaban con menos frecuencia tenían el riesgo de tomar al sur, sin alcanzar Groenlandia y si no fallecían en el mar, llegaban a la costa canadiense.

“A través de hallazgos arqueológicos sabemos con seguridad que los vikingos estaban en Norteamérica siglos antes de Colón”, dijo Száz. “Pero no sabíamos si fue por un error en la navegación o por expediciones de las colonias en Groenlandia”.

Para su estudio, Száz y el coautor Gábor Horváth, de la misma universidad, hicieron más de 36.000 simulaciones de los viajes de vikingos por el Atlántico norte para determinar el éxito esperado en el éxito en la navegación guiados por las piedras del sol.

Se basaron en estudios previos sobre la navegación en Islandia con el espato y otros cristales traslúcidos que generan una imagen brillante sola o una doble, dependiendo de la polarización de la luz que los atraviesa.

No hay muchos reportes de vikingos usando la piedra del sol, pero hacia el siglo 13 sí se describen.

Estos navegantes nórdicos usaban una brújula no magnética para medir el ángulo del sol a mediodía, con lo cual podían navegar hacia Groenlandia, pero como el Atlántico norte se mantiene nublado y con bruma mucha parte del año, el Sol no se ve en días y semanas.

Lo hallaban entonces rotando las piedras de frente al Sol observando dónde se alineaban las imágenes o cómo brillaban.

Los vikingos tardaban 3 o 4 semanas de Noruega a Groenlandia. La frecuencia con la cual usaban las piedras predecía el éxito del viaje: cada 1, 2 a 3 horas daba un 80 a 100 % de lograr el puerto buscado.

Cuando solo lo miraban cada 6 horas o más, o ninguna, tendrían a tomar al sur, alejándose de Groenlandia. Si eso sucedía, algunos pudieron llegar hasta la costa de lo que hoy es Labrador y Newfoundland en Canadá, dijo Száz.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.