Ciudadanos de Soacha rechazan atropellos amparados en el Código de Policía

Viernes 22 de febrero de 2019




Cada día se conocen más casos de multas y comparendos en contra de los ciudadanos. Esta semana se suma la denuncia de un hombre que arrojó un palillo de dientes al piso y ahora debe pagar 883.324 pesos antes del próximo viernes 8 de marzo.

JPEG - 45.5 KB
Calles-soacha

“Pareciera que la Policía está más preocupada por imponer comparendos a los ciudadanos de bien que perseguir y capturar ladrones”, por lo menos así piensa Joaquín Ballesteros, un residente de la comuna cinco quien aseguró que a su sobrino le impusieron un comparendo la semana pasada por vender tintos cerca de un centro comercial.

Todos los días se conocen denuncias similares, pero esta semana se supo algo realmente de película; en el barrio Galán de Bogotá, un hombre de 50 años fue multado con 883.324 pesos por arrojar un palillo de dientes al piso.

“Yo estaba dentro de mi carro limpiándome los dientes y cuando vi que ya no tenía nada, arrojé el palillo por la ventana del vehículo; justo en ese momento había dos policías observándome y se me acercaron a decirme que eso merecía un comparendo porque en el nuevo Código de Policía se castiga arrojar basura a las calles”, dijo Joaquín Torres.

Los uniformados le hicieron una orden de comparendo por $883.324 pesos para que acudiera el 6 de febrero y ser escuchado en audiencia, pero no lo hizo. El hombre fue sólo hasta el 11 del mismo mes, por lo que las autoridades dieron por hecho que aceptaba la multa y esta quedó en firme.

Expertos en el tema aclararon que quien impone la multa es un inspector de policía y no los uniformados.

“El policía entrega la orden de comparendo para que el posible responsable de la falta acuda ante el inspector. Solamente ellos son los que determinan si ese comportamiento que fue señalado por el personal uniformado corresponde a una multa”, dijo Luis Alfredo Cerchiaro, director de la gestión policiva de la secretaría de gobierno de Bogotá.

Entre tanto, el oficial de la Policía, coronel Javier Martín, aseguró que para objetar el comparendo hay sólo tres días y se debe hacer ante la autoridad competente, que en este caso es un inspector de policía. “El problema es que hay ciudadanos que se les llama la atención y en lugar de aceptar, lo que hacen es tratar mal a los uniformados”, sostuvo.

Si bien lo que el policía entrega es una orden de comparecer por una posible infracción, los habitantes de Soacha expresaron su inconformidad por la oleada de multas a los ciudadanos del común.

“El policía debe ser un amigo de la comunidad y no un enemigo de nosotros, pero con todo esto que está pasando ya uno los ve como una amenaza, cuando ellos deben estar es para protegernos y capturar a los bandidos. La verdad si esto no se corrige, nos tocará huir más de los uniformados que de los delincuentes”, finalizó un residente de la comuna tres de Soacha.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.