¿Dónde y por qué se vende la gasolina más barata en Bogotá?

Sábado 9 de febrero de 2019




Un ciudadano que recorre en promedio 30 kilómetros al día en su vehículo se está gastando aproximadamente entre 10.000 y 15.000 pesos en gasolina, cifra que depende de factores como el modelo del carro y la capacidad del tanque: no es lo mismo el consumo de un vehículo 2019 que el de uno del año 2005. El segundo consume más galones.

Luego de realizar un recorrido por tres corredores principales de la ciudad, en la semana del 13 al 20 de enero, para identificar a qué se debe la variación de precios y buscar la gasolina más económica, y así ahorrarle unos pesitos a su bolsillo.

Después de consultar en 28 estaciones de servicio se encontró que en la avenida Boyacá con calle 55, en el barrio Normandía, se encuentra una estación de servicio Petrobras que tenía el galón a 8.877 pesos, una de las más económicas en la ciudad y en el corredor. “Cada dos semanas lleno el tanque del carro, y siempre lo hago acá porque es más barata la gasolina”, aseguró Juliana Rojas, propietaria desde hace tres años de un Renault Mégane 2008 y quien desde hace ocho meses tanquea en esa estación, sin importar que viva lejos de ella.

Primer tramo
El primer tramo recorrido fue en la avenida Boyacá entre la calle 170 y la avenida Primero de Mayo. Además de la estación de la calle 55, a pocos metros de allí, en la calle 49A, hay una estación Terpel que tenía la gasolina a 8.880 pesos, tres pesos más cara, precio que la ubica en el segundo lugar entre las estaciones más baratas y con alta afluencia de usuarios en esta vía.

“Siempre tanqueo en estaciones de esta compañía porque tengo el respaldo y la economía; y si viajo, voy a encontrar una estación de estas en cualquier parte”, expresó Daniel Castro, otro conductor. Una tercera opción disponible en esta avenida es la estación Mobil de la calle 49, que tenía el mismo precio del galón: 8.880 pesos.

Segundo tramo
El segundo tramo fue en la carrera 30, entre calles 39A sur y 68. La estación de servicio Texaco de la calle 18A tenía el galón a 9.350 pesos, una de las más económicas en esta vía.

Lo que causó curiosidad fue la alta afluencia de motociclistas que tanqueaban gasolina extra, cuyo valor es de 12.300 pesos.

“Hace un año y medio tanqueo en la bomba de esta empresa porque utilizan un aditivo Techron que mejora el rendimiento y ayuda a la limpieza del motor”, expresó César Castañeda, motociclista y quien cada dos semanas llena el tanque de su vehículo con 35.000 pesos.

Sin embargo, en la carrera 30 con calle 2.ª, la estación Esso ofrecía el galón de gasolina corriente 79 pesos más caro (a 9.429 pesos), lo que la deja en el segundo lugar de la lista de precios económicos en el corredor.

Tercer recorrido
El tercer recorrido fue en la carrera 7.ª entre calles 183 y 60, donde la estación de servicio Biomax de la calle 170 ofrecía la gasolina a 9.200 pesos, mientras que dos kilómetros más hacía el sur –calle 152–, la estación Esso tenía el galón a 9.240. En la estación de la calle 158 de Terpel se encontraba 30 pesos más cara, a 9.270 pesos.

Resultado del recorrido
Los precios variaron entre 300 y 773 pesos. Ello se debe a que hay estaciones de servicio ubicadas en lugares donde el cobro del arriendo y los impuestos es más costoso. El Ministerio de Minas y Energías pone un precio mensual que regula el galón, pero las estaciones no tienen que cumplir con este valor porque cuentan con la libertad de bajar o subir los costos dependiendo de la competencia en el sector.

Álvaro Younes, presidente de la Federación Colombiana de Distribuidores Minoristas de Combustibles y otros Energéticos (Fedispetrol), manifiesta que cada semana, las compañías cambian los precios del combustible por estrategia de mercadeo y por costos de ubicación en la ciudad. “Los costos de operación son similares, pero los precios del lugar y los impuestos son diferentes, esto hace que los precios se eleven o bajen”, puntualizó Younes.

En la capital del país hay cerca de 527 estaciones de gasolina; en ocasiones, algunas son exclusivas para el transporte pesado, Sistema Integrado de Transporte Público y TransMilenio, y hay otras que prestan el servicio al público en general.

Se comprobó que hay tramos de tres kilómetros en los que no hay ninguna estación, mientras que en otras zonas hay tres o cuatro a 100 metros de distancia.

Cabe aclarar que los precios aquí mencionados pueden variar todos los días. Es difícil concluir cuál es la estación más barata para todo el año.

Fuente: El tiempo

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.