‘El Guardián’ de la historia de Soacha

Martes 29 de marzo de 2011




La red social Facebook se ha convertido en el mejor escenario para plasmar la historia desconocida del Municipio, que por medio de fotografías revive para traer a nuestros días cientos de momentos protagonizados por los antiguos raizales que habitaron la ‘Ciudad del Dios Varón’ para forjar ese milenario pasado que hoy nos enorgullece.

Muchos quizás ignoren que en el edificio donde hoy funciona la Secretaría de Gobierno, en un día del siglo XIX, contrajo matrimonio con Doña Sixta Pontón, el General Francisco de Paula Santander; otros tal vez desconozcan que en el pasado la Iglesia San Bernardino fue derribada y reconstruida tres veces, perdiendo su diseño original como consecuencia de los movimientos sísmicos; algunos más también pueden no saber que los soachunos son descendientes de los Muiscas, que Eugenio Díaz Castro fue un soachuno que escribió el clásico de la literatura colombiana ‘La Manuela’, o que en 1600 el oidor visitador Luis Henríquez fundó lo que hoy se conoce como Soacha.

Buscando una cura para ese mal que sufrimos muchos de los que habitamos Soacha, ya sea por nacimiento, adopción o por simple descarte, en el 2008 nace ‘Soacha Histórica’, una iniciativa liderada por Néstor Iván Rincón, quien junto a Rosa Garzón y John Jairo Gómez, decidieron utilizar un espacio en este medio virtual para devolver a los soachunos la identidad que se ha ido perdiendo con el pasar de los años y la llegada de foráneos despistados que en medio de su falta de información, creyeron que el Municipio era una localidad más de Bogotá.

“Habíamos iniciado antes con un trabajo previo de aproximadamente cinco años en el que como resultado de esa falta de sentido de pertenencia y la no existencia de un registro de información turística e histórica por parte de las mismas autoridades, surgió la idea de buscar esos datos poniéndome en contacto con mis familiares, algunos raizales y personas antiguas en el Municipio, con el propósito de conseguir fotografías, documentos, apuntes y todo lo necesario para reconstruir nuestra historia. Soacha Histórica trata de hacerle ver a la gente quiénes somos y de dónde venimos, que tenemos sangre Muisca dentro de nuestras venas y que debemos incentivar eso para no olvidar, evitando que nos conozcan como unos bogotanos más, que nos identifiquen como soachunos, que es lo que somos”, explicó Néstor Iván.

Rincón, soachuno de nacimiento, Fotógrafo y Diseñador Gráfico de Profesión y abogado a punto de titularse, ha consolidado toda una carrera dedicada al arte y al rescate de la memoria de los soachunos por medio de sus fotografías; ha logrado obtener reconocimientos en la Feria de las Colonias y Concurso de Fotografía ‘Sony Latinoamérica’, mostrando en otras latitudes un trozo de nuestra historia.

“En la actualidad hay más de 250 fotos que cuentan el pasado con imágenes que datan desde principios del siglo XX hasta nuestros días, en donde se muestra la gastronomía, los personajes, los sitios arqueológicos, las reservas naturales y la destrucción que ha sufrido el patrimonio de los soachunos. Gracias al grupo, logramos que en enero de este año fuéramos visitados por la Productora Carla Gutiérrez del canal ‘The History Channel’ y la Casa Mazdoc Documentaries, que trabaja en Latinoamérica y tiene su sede principal en Miami. Ellos están realizando un documental del Salto del Tequendama, gracias a que conocieron nuestro grupo. Sin embargo, todavía nos faltan algunas imágenes para terminar el filme y desafortunadamente será difícil poder conseguirlas debido a que las personas que residen en los sitios de interés histórico y arqueológico se rehúsan a permitirnos hacer el registro. Cabe anotar que de lograr terminar el documental, éste no se vería sólo en Latinoamérica, sino también en Europa”, agregó Rincón.

Una memoria perdida

Así se puede denominar el efecto que ha tenido sobre la historia local el impacto de hechos tan sensibles como la llegada de desplazados por el conflicto armado, la ausencia de ciudadanos que se ven obligados a buscar en Bogotá aquello que no encuentran en Soacha y el papel que cumple el mismo Municipio (ante los ojos de muchos) al ser simplemente ‘una entrada más hacia la capital’.

“Los soachunos somos una minoría, las personas que lideran los procesos de conservación se preocupan más por rellenar los humedales y construir en zonas que deberían ser declaradas patrimonio arqueológico como ya ha sucedido en el sector de Terreros donde se encontraron vestigios arqueológicos, o en el ‘El Vínculo’, allí se encuentra la ‘Piedra del Infinito’, una reliquia que contiene una inimaginable cantidad de pictogramas y donde actualmente se construye ‘Maiporé’. Así mismo tenemos la piedra con el pictograma del ‘Dios Varón’ que se encuentra en el ‘Cerro de las dos tetas’, un lugar que se ha convertido en una zona de invasión y donde nadie ha hecho o dicho nada al respecto. De seguir así, esta roca que simboliza el nombre de Soacha terminará convertida en el cimiento de una vivienda ilegal”, recalcó Néstor.

El creador de ‘Soacha Histórica’ asegura con un tono de desilusión, que en Soacha ‘se ha pensado más en lo material que en lo cultural y en la educación’; en ese sentido evoca las alteraciones hechas en la Plaza Principal, que luego de haber sido un amplio parque con diseño en piedra, dos tarimas, senderos peatonales, zonas verdes, y una Calle 13 vehicular, ahora se convirtió en un sitio para eventos públicos que tras sus tres modificaciones se parece más a un parqueadero público, de acuerdo a lo que manifiestan varios de los agregados a su grupo que está cerca de los 2.000 miembros. A partir de ahí propone que en cada colegio se dicte reglamentariamente algo denominado ‘Cátedra Soacha’, pues según él, eso sería fundamental para que los niños del mañana tengan una identidad con el Municipio y no “se avergüencen de decir que son soachunos, es necesario borrar esa imagen dado que quienes le hacen mal al Municipio son pocos y los buenos somos más”.

A propósito de la Cátedra Soacha, vale la pena recordar que hace algunos años se editó y publicó por parte de un particular un libro con ese nombre, que si bien trata de reflejar la historia del Municipio, se queda corto debido a que la presenta de una forma resumida. Adicionalmente existe otro documento llamado ‘Soacha 400 años’ que fue elaborado en el año 2.000 por el exalcalde Wilson Cabra, sin embargo (según explica Rincón) éste no es fácil de entender.

“Para lograr hacer un documento que refleje de una manera clara y completa la historia de Soacha, es necesario tocar las puertas del Estado e invertir en la cultura. He conocido bastante gente que tiene mucha información, pero prefieren tenerla guardada o buscar el lucro antes que fomentar la cultural y rescatar la historia local. En otras poblaciones la gente se preocupa por su cultura, porque el mismo Estado ha invertido y no se permite la intervención de personas ajenas al territorio en los procesos, pero en Soacha por el contrario se le abre las puertas a todo mundo, menos a los de acá. Nosotros hemos sido relegados y eso ha desmotivado el sentido de participación”, señaló.

Todos somos soachunos

Sin negar el gran arraigo que siente por su tierra, Néstor Iván concluyó este sencillo diálogo con un profundo mensaje en el que se puede entrever el inmenso amor que siente por su Soacha, la de él y la de todos los que ahora leen esta nota:

“Recordemos que somos descendientes de los Muiscas, que fuimos fundados por Luis Henríquez en al año 1.600, que aquí estuvo el General Santander, que aquí se encontraba el Parque del turista, que aquí se escribió el libro ‘La Manuela’ y lo más importante, que somos SOACHUNOS”.

Para hacer parte del grupo ‘Soacha Histórica’, basta con buscarlo con ese mismo nombre en Facebook. Para aportar fotografías o material histórico al grupo, llamar al celular 320 2321882.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.